¿El Creador se enfada?

thumbs_Laitman_139Resumen breve de la porción semanal de la Torá de Jukat, parte 1: La nación de Israel sigue vagando por el desierto y llega a Kadesh, que está situado en el desierto de Tzin, donde la nación comienza a quejarse por la falta de agua. Moisés y Aarón se dirigen al Creador en busca de consejo y él les dice que le pidan a la roca que les dé agua delante de toda la comunidad. Sin embargo, en lugar de pedir a la roca, la golpean. Esto enfurece al Creador, que les condena a morir en el desierto y a no estar entre los que traerán a la nación a la tierra de Israel.

Recibí esta pregunta: Si el Creador nos da el punto en el corazón y si Él mismo nos lleva a través de todos los estados, entonces ¿por qué se enfada?

Mi respuesta: Obviamente el Creador crea todos nuestros problemas desde el principio. Nos pone obstáculos a cada paso del camino; nadie más lo hace. De la manera más cruel, primero hace el mal, después grita, nos castiga, y luego nos sugiere: “Está bien, hazlo de una forma diferente, que sea mejor para ti”. Sin embargo, mientras estamos en ese estado “mejor”, una vez más nos lo pone peor aún y nos vuelve a castigar.

¿Por qué se enfada el Creador? Esta ira es corrección. La persona siente el comportamiento del Creador dentro de sí mismo: esta es la manera en la que estamos organizados. No podemos relacionar este sentimiento con la Fuerza Superior, y con lo que ocurre en Su interior. Después de todo, no pasa nada en el Creador, Él existe en reposo absoluto.

Sin embargo, dado que todavía no existimos en un estado completamente corregido, nuestra realidad se divide en “yo” y “fuera de mí”, “yo” y “el mundo que me rodea”, “yo” y “el mundo espiritual, y “yo” y “el Creador”. Sin embargo, todo lo que aparentemente está fuera de mí, en esencia, soy yo; pero, por el momento, sólo parece existir fuera de mí.

Por lo tanto, el comportamiento del Creador, que se me presenta de diversas formas, realmente sólo es la forma en que lo imagino a través de mis propias cualidades. Si me corrijo, veré que sólo amor, y nada más que amor, me viene del Creador. Pero mientras mis deseos externos no se corrijan, estos deseos me traen la sensación de un mundo malo o la sensación de un malvado Creador.

(Extracto de la Lección nocturna del Zohar del 14 de junio de 2010).

Material relacionado:

El Bondadoso Sanador de Corazones
En busca de una base sólida
5 minutos de luz- ¿Qué es lo que Él quiere decirme?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta