El Cuerpo es transitorio, el alma no

thumbs_Laitman_188Recibí una pregunta: ¿Tiene alguna importancia la forma en que se entierra a una persona?

Mi respuesta: Primero, la Cabalá se ocupa sólo de la corrección del alma. Cuando una persona llega a un grupo cabalístico y comienza a trabajar en sí mismo para unirse con los amigos con el fin de alcanzar la cualidad de la garantía mutua, se da cuenta de que odia a los otros y siente repulsión de ellos. Este rechazo a los amigos es, de hecho, la cualidad egoísta que una persona necesita corregir y transformarla en amor hacia ellos.

Esto es posible sólo con la ayuda de la Luz que influye a una persona mientras estudia los textos cabalísticos (especialmente aquellos escritos por Baal HaSulam y Rabash). Una actitud corregida hacia el prójimo, hasta el grado de amarlo, es lo que forma el alma de una persona, la cual llega a estar llena con la Luz del otorgamiento y el amor: el Creador.

Segundo, el cuerpo humano no tiene santidad. Esta actitud hacia nuestro cuerpo animal viene de las religiones que están basadas específicamente en el ocultamiento del Creador y en el hecho de que las personas no sienten el alma y erróneamente se la atribuyen al cuerpo animal. Le parece a una persona que hay algo especial o único acerca del cuerpo, dado que no sienten nada excepto el cuerpo y perciben todo a través de este.

En tiempos antiguos, comida, utensilios, y esclavos eran enterrados junto con el cuerpo del amo muerto, para ayudarlo en su vida futura en el mismo cuerpo. Para ese propósito, el cuerpo era embalsamado. Los indios americanos (los americanos nativos) aún extraen los huesos de los muertos de la tumba, los lavan, y los regresan a la tumba como una señal de respeto. Los hindús eligen a un infante para adorarlo y lo hacen santo. La cristiandad tiene una serie de reliquias también, de las que discuten hasta hoy.

Los funerales son acompañados por una variedad de rituales. Todos están basados en la ignorancia y la adoración de la carne. Los musulmanes creen que los placeres de nuestro mundo también existen en el mundo futuro. A través de los años, al descender el judaísmo de sentir el mundo espiritual y al Creador hacia el exilio (Galut), el judaísmo acabó vestido en varios rituales externos. Las personas comenzaron a honrar tumbas y practicar la adivinación y otras manipulaciones “espirituales”. Y aún cuando las personas están tratando de reconstruir el Templo, lo están haciendo sólo de una manera externa de acuerdo a su estado espiritual exiliado, y de esta manera no será más que un edificio ordinario.

Conclusión: No hay santidad (eternidad, perfección, y divinidad) en nuestro mundo (nuestros pensamientos, sentimientos, acciones, objetos y rituales). Nuestro mundo entero consiste de tres niveles de la naturaleza: inanimado, vegetativo, y animado. Necesitamos llegar al nivel “humano” (de la palabra Adam, es decir Dome-similar al Creador) a través de nuestro trabajo en corregir el odio mutuo entre nosotros y transformarlo en amor mutuo. Por medio de eso, nos volveremos semejantes al Creador y de esta manera sentiremos la eternidad y la perfección independientemente de nuestros cuerpos animales.

Material relacionado:

El cuerpo es la corrección de los Deseos
Almas y cuerpos: ¿cuántos necesitamos?
Reemplazar el odio con el amor

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta