El mundo fue creado con una bendición

thumbs_Laitman_735[1]El Zohar, Capítulo “Vaigash, Ieudá se le acercó”. Punto 2) Pero todo fue creado a través de la Torá y todo se perfeccionó a través de la Torá. Y como la Torá comienza con la letra Bet, el mundo fue creado con la letra Bet. Eso es así porque antes de que el Creador creara al mundo, que es Nukva, todas las letras se presentaron ante de él y entraron cada una en orden inverso, en el orden de TavShinReishKuf y no en el orden de ÁlefBetGimelDalet.

3) La letra Tav se presentó primero ante de Él y dijo, “¿Acaso deseas crear a través de mí al mundo?”. El Creador le dijo, “No lo deseo, pues muchos justos han de morir en un futuro por ti. …Y por esto el mundo no será creado a través de ti”.  

4) Las tres letras, Shin-Kuf-Reish, se presentaron por separado. Les dijo el Creador, “No es apropiado que el mundo sea creado a través de ustedes pues son las letras con que se nombra a Sheker (la mentira/la falsedad) y la mentira no merece alzarse ante Mí”.

Podemos compararlo a la forma en que le pedimos al Creador que nos ayude a unir el deseo (Kli). Las letras son la formación de Maljut. Básicamente, es estamos intentando construirla  desde nuestros puntos en el corazón.

Por lo tanto, si nos dirigimos al Creador con nuestro deseo (aunque en realidad no nos demos cuenta) llorando como niños, sin saber exactamente lo que hay que pedir, funcionará como si estuviéramos apelando al Creador con todo tipo de formas y letras. Pero, no obtendremos nada hasta que descubramos el deseo correcto o la letra correcta.

5) Las letras Pe y Tzadik se presentaron y así todas las letras, hasta llegar a la letra Kaf. Cuando la letra Kaf descendió de Keter (Keter se escribe con la letra Kaf, en hebreo), los superiores y los inferiores se estremecieron, hasta que todo nació a través de la letra Bet, que es la señal de Beraja (la bendición) y a través de ella, el mundo se perfeccionó y fue creado.

Tenemos que alcanzar un deseo, un estado en donde sólo la bendición desde lo Alto puede hacer nacer nuestra vasija espiritual. Sólo si nos unimos a la fuerza de la bendición, llegamos a ser uno con el Creador (y no a través de ningún otro esfuerzo nuestro), podremos adquirir el Kli espiritual.

(Extracto de la primera parte de la lección diaria de Cabalá, El Zohar, del 6 de junio de 2010.)

Material Relacionado:

Contagiados por el virus del otorgamiento

La mente no puede comprender el zohar

Durante la caída libre, asegúrate que llevas un paracaídas que diga “cabalá”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: