El personaje principal en el libro cabalístico

thumbs_Laitman_516[1]Recibí una pregunta: En los libros, siempre hay un personaje principal en la historia. ¿Cuando leo un libro cabalístico y trato de imaginar todas las fuerzas internas hay también una fuerza central así como fuerzas secundarias menos importantes?
Mi respuesta: Cuando lees un libro cabalístico, lo que cuenta no es tu entendimiento, sino más bien tú esfuerzo. La revelación espiritual es un proceso contradictorio. Por una parte, la revelación es un proceso individual, íntimo, que ocurre dentro de mí, y por la otra, las fuerzas que son necesarias para alcanzar la revelación vienen de otras almas a través de mi conexión con ellas. Luce como una contradicción en los términos. Preferiría que mi deseo por la espiritualidad permaneciera uno a uno con el Creador y la Luz que Reforma. Aún así, si yo deseo revelar la espiritualidad, lo puedo hacer sólo en la Luz de otorgamiento que viene a mí a través del grupo.
Así que por esto uso mi punto en el corazón (un deseo por la espiritualidad) para leer el libro cabalístico, y para al leerlo querer ensamblar la imagen dentro de mí como está descrita en el libro. ¿Pero qué material me sirve como base para los cambios que experimentaré? Para este trabajo práctico, me es dado el medio ambiente, el grupo. Sólo al estar interconectados unos con otros y mediante esto relacionarme con ellos correctamente y hacer ellos a su vez  lo mismo, podemos elevar nuestra petición, MAN.
A cambio, yo recibo la Luz que Reforma; es decir, se me autoriza una actitud correcta que me permite ver lo que está escrito en el libro. Ahí es cuando comienzo a transformarme y ver mi auténtica conexión con otros. En este punto, establecer la unión con otros ya no es un problema. Ellos se convierten en mi mundo a través del cual implemento lo que leo; al conectarme con otros, yo siento la propiedad de otorgamiento, nuestra  interconexión que el libro estaba describiendo.
Por ahora solo siento un conflicto irresoluble. Estoy de acuerdo en tener una relación entre yo y el Creador, yo y el Libro, yo y la Luz, yo y yo, yo y el mundo, yo y el grupo. ¡Pero insisto en que todo empiece por mí! Aquí, sin embargo, necesito conectarme con los otros para servirles, actuar sólo para su beneficio. Esto es algo totalmente incierto para mí.
¿Cómo es posible que pueda invertir mi atención de mí mismo hacia los otros sin sentir la diferencia entre nosotros? ¿Cómo puedo abrir y obsequiarles mi corazón? Al principio, me dirijo hacia el libro cabalístico usando mi egoísmo, pero después, comienzo a entender que necesito la fuerza de otorgamiento. Es entonces cuando apelo al grupo para recibir una sensación de otorgamiento de este. Y cuando me doy cuenta que no tengo y no puedo tener esta propiedad, yo entiendo que necesito la Luz que Reforma, la cual me ayuda a transformarme de acuerdo con el libro.
Al tener un deseo común que recibimos del grupo, todos elevamos el MAN. A cambio, recibo la Luz de corrección y comienzo a relacionarme con el libro cabalístico de manera diferente. Puedo construirme a mí mismo de acuerdo con las instrucciones del libro, como si armara una construcción de bloques de Lego.

(Extracto de la segunda parte de la lección diaria de Cabalá el 24 de junio 2010, El Zohar)

Material Relacionado:

Las historias de la torá se convierten en revelación

La luz superior lo corregirá todo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta