El principio de la igualdad superior

thumbs_Laitman_128Algunas almas necesitan corregir mucho, otras necesitan corregir menos. Sin embargo, cuando éstas regresan a la raíz del alma, cada una alcanza la perfección. Hay almas que pertenecen a los sistemas principales de Adam ha Rishon; son afines al cerebro, el corazón, el hígado, y los riñones, como órganos vitales del alma común.


No obstante, por otro lado, dentro de la perfección, la célula de un talón es tan importante como cualquier célula del cerebro. Sólo en nuestro mundo material puede una persona vivir sin un brazo, una pierna, o algún otro órgano. El mundo espiritual es perfecto; por ende, cada parte es tan importante como las otras.


Si alguna no completa su corrección aunque sea un 1%, no se obtendrá la perfección general. Incluso si las otras ya están corregidas, debido a su corrección incompleta (<100%) la corrección final no llegará. Es difícil de comprender este principio espiritual: todos son igualmente importantes, pero cada uno es diferente de acuerdo a la raíz de su alma.


Pero, cuando retornemos al Mundo del Infinito, nadie sentirá que existe alguna diferencia con los demás. Si una persona llevó a cabo todo lo que tenía la obligación de hacer según sus cualidades, entonces se habrá realizado completamente.


Por consiguiente, aunque la mayor parte de las almas pertenecen al nivel de Nefesh, una cantidad menor pertenece al nivel de Ruaj y una cantidad todavía menor al nivel de Neshamá, y sólo algunos pertenecen al nivel completo de NRNHY. ¡No obstante, la Luz común brilla para todos! Toda la Luz del infinito llena a todos en el alma común corregida.


No podemos comprender lo anterior en nuestro mundo con nuestras cualidades no corregidas porque existimos con tal carencia de perfección que ni siquiera podemos imaginar el estado corregido del alma.

Material relacionado:

La igualdad espiritual

Cada uno de nosotros depende de ti

Ver y oír el sistema superior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta