El sistema del futuro – parte 2

thumbs_Laitman_094[1]Recibí una pregunta: Tenemos un gran número de sitios que proporcionan información acerca de nosotros. Pero, usted mencionó hace poco que ahora estamos entrando en una fase totalmente nueva en la que nuestro usuario de Internet en potencia, no sólo obtiene información, sino que también “absorbe” la atmósfera que se encuentra presente en nuestra organización.

Respuesta: Nuestra meta es transformar nuestros estudios de la naturaleza que nos rodea para plasmarlos en un juego, en algo parecido al Tamagochi. ¡Las personas se volvieron locas con este juego! Se preocupaban si no “alimentaban” a su “mascota” a tiempo, o porque no lo “llevaban a la cama”. Las personas estaban trastornadas. Este Tamagochi “egoísta” se volvía cada vez más exigente.  

Debemos inventar un juego similar que convierta mi ambiente en mi fuente de preocupación, lo transforme en “mi bebé”. Que uno dependa de él, lo ame, y lo cuide porque se trata de lo más importante que hay en el mundo para mí.  Como un hijo para su madre. Para una madre no existe nadie salvo su bebé. Así es como ella fue creada por la naturaleza. Nuestra tarea es alcanzar un estado parecido por cuenta nuestra. 

Sin embargo, por nuestra cuenta no nos es posible llegar a este nivel. Necesitamos entrar a un estado en que nuestro deseo sea llegar a este nivel, pero que también nos demos cuenta que solos no podremos lograrlo. Lo anterior hará que atraigamos la Luz Superior que vendrá a corregirnos.

Debemos llegar a este estado jugando a un juego, que en sí mismo no atrae la Luz Superior, pero a la Luz Superior la atrae nuestro deseo. La conexión entre nosotros tiene que tomar la forma de un juego que nos inspire y nos proporcione el sentido de la importancia y la necesidad de la espiritualidad. Las otras personas que participen en el juego deben atraernos, mantenernos alertas y tirar de nosotros hacia arriba; tendremos que experimentar celos, ira y envidia, con respecto a lo que todavía nos falta y que los otros ya han logrado (la aspiración por el Nivel Superior).

Tenemos que crear un sistema regular que no tenga nada que ver con la espiritualidad. Tiene que ser una especie de “estructura, lógica y psicológica”, parecida al Tamagochi, o los otros juegos que se pueden encontrar en las redes sociales. Por supuesto, debe tratarse de un sistema “inteligente”, que puede regularse, supervisar a los usuarios, y saber quiénes son. Tenemos la obligación de trabajar en esto.

En general, es un modelo para el futuro de la sociedad que ya está dispuesta a que nos comuniquemos con ella. Pero existe un gran problema. ¿Cómo es que atraemos e involucramos a las personas en esto?

La gente de nuestro grupo mundial está muy ocupada. Trabajan, estudian por las noches y no duermen lo suficiente. ¿De dónde van a sacar el tiempo para entrar en nuestro sitio? ¿En qué momento creamos una sociedad futura, integra y armoniosa? ¿Cómo haremos para tener tiempo de trabajar en ello? ¿Una persona normal tiene tiempo suficiente para visitar el sitio? ¿O los obligamos a visitarlo durante unos minutos al día? ¿Será suficiente y útil?

No tenemos tiempo para tratar con esto.  ¿Tal vez debemos incluir nuestras lecciones matinales (el núcleo del método de comunicación entre nosotros) en este sistema? ¿O de alguna forma “filtramos” nuestro trabajo, nuestra vida, y las conexiones entre nosotros a través de este sistema? Hasta ahora, no queda claro cómo podemos lograr la meta porque todos estamos demasiado ocupados.

Las personas fuera del grupo (la población en general) tienen la oportunidad de utilizar el sistema. Pero cuando se trata de miembros que no son de Bnei Baruj, no estoy seguro cómo hacer para involucrar a todos a nuestro sistema de comunicación. Esa es la pregunta: ¿CÓMO?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta