El Trabajo para iluminar nuestro deseo

thumbs_Laitman_154Recibí esta pregunta: ¿Cómo puede una persona comprobar lo mucho que ha avanzado de lección a lección?

Mi respuesta: Debo trabajar activamente en ir clarificando mi avance, de hecho el progreso depende de estos exámenes internos. ¿Qué quiero? ¿Es por mi propio bien o por el bien del otorgamiento? ¿Estoy conectado con los amigos en este aspecto? ¿Les necesito o no? ¿Trabajo partiendo de un deseo egoísta o de la intención de otorgar, desde el lado del Creador o del de la criatura, por encima de mi egoísmo, o dentro de él? Todo el avance se basa en este autoanálisis.


Es posible que después de una buena lección, estas aclaraciones me revelen mi mal estado, pero éstas serán más precisas, ¡lo que significa que estoy avanzando! Todos los días debería obtener un simple resultado: mañana debería llegar a la próxima lección con un deseo más claro. Si tengo un deseo o no lo tengo es irrelevante, porque es dado desde arriba. No obstante, ¿se ha llegado a definir mejor este estado?


Posiblemente, este análisis me llevará a un callejón sin salida donde todo se vuelve confuso y nebuloso. Pero esto también indica una mayor lucidez y claridad. La Luz que me llega durante la clase me proporciona definiciones, el que sean positivas o negativas es irrelevante. Estas definiciones me permiten realizar un análisis más refinado y preciso con el fin de evaluarme a mí mismo, a mi estado, en relación con el Creador o a la meta – en todas las direcciones.


De esta manera, la Luz afecta al deseo: cuando lo ilumina, veo más en él. Incluso si dejo de ser crítico, y de repente me vuelvo totalmente confuso y desconcertado, a esto también se le denomina ver “más.” Estas situaciones también brindan grados de comprensión.

(Extraído de la primera parte de la lección diaria de Cabalá, el Zohar, del 2 de junio de 2010)

Material Relacionado:

La luz curativa del Zohar

Todo el mundo depende de nosotros

La plegaria del corazón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta