Envíen un chivo expiatorio al desierto

thumbs_Laitman_718_06El Zohar, Capítulo Tetzavé, (Punto 102) Cuando se dijo, “Trae dos machos cabríos, uno para Mi y uno para el acusador, Sitra Ajra, para que piense que ha comido de Mi propia comida, y no sepa de la alegría de nuestro otro banquete. Él tomará esa parte”, GAR de la izquierda, que se envía al desierto, al lugar de la destrucción, para darle de vuelta su dominio, es decir el punto medio del mundo destruido…

En todos los libros cabalísticos leemos sobre las acciones que debemos efectuar para revelar el verdadero mundo, alcanzar la visión y percepción correctas. Supongamos que yo no veo donde estoy exactamente. Entonces intento afinar mis sentidos, limpiar los cristales de mis gafas, despejar la neblina frente a mis ojos. Estoy efectuando múltiples acciones que me ayudarán a orientarme en este sitio extraño que no comprendo.

Precisamente estos consejos nos dan los cabalistas: las cosas que necesitamos hacer para limpiar nuestros canales sensoriales: la vista, el oído, el gusto, el tacto y olfato (cinco Sefirot), para orientarnos en el nuevo espacio, poder discernirlo. Por eso el Zóhar nos dice que si tienes un obstáculo en la percepción, el tan mencionado, “GAR la línea izquierda” entonces hay que dejar de utilizarlo y “enviarlo al desierto”.

O sea, el Zohar describe cómo hay que trabajar con los sentidos y lo que debemos hacer para acercarnos cada vez más hacia la orientación correcta en el espacio en que te encuentres. En esencia, toda la sabiduría de la Cabalá habla solamente de cómo alcanzar la percepción de la nueva realidad en vez de percibir este mundo imaginario.

Después de todo, en realidad no vamos a ninguna parte, no volamos ni nos mudamos. Permanecemos en el mismo sitio y estado. Solamente perfeccionamos nuestros sentidos. Por eso la Cabalá se llama la ciencia de la recepción, la ciencia de la percepción (en hebreo la palabra Cabalá procede de la palabra “Lekabel” – recibir).

(Extracto de la lección sobre el libro del Zohar, correspondiente al 3 de junio 2010).

Material relacionado:

No muestres a un necio un trabajo a medio terminar
¿El alma común, soy yo, o soy parte del conjunto?
Como funciona el mecanismo de la corrección


Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: