Impresionarse y ser dependiente al mismo tiempo

thumbs_Laitman_516[1]El ambiente me mantendrá pensando en la meta espiritual si yo a cambio me preocupo de que todos piensen en nuestra unidad y no se aparten de estos pensamientos. A través de esto, todos recibirán esta impresión, se fortalecerán y avanzarán. A esto se le llama “garantía mutua”, a través de la cual todos cuidan de los demás, y tienen todo lo necesario para el progreso espiritual. Si en lugar de preocuparme por recibir del ambiente, me preocupo en cómo fortalecer el vínculo entre los amigos, como una madre que se ocupa de sus hijos, será suficiente para que este ambiente comience a influirme.

Antes que nada, debo tomar medidas que conduzcan a dar, a la conexión y al cuidado. Debo verme como más grande que ellos en este aspecto, para poder influirles y darles fuerza. Debo buscar nuevas maneras de proporcionales todo esto. Y, después, tengo que poder humillarme para recibir de ellos.  

Todo esto llegará, pues cuando se realizan esfuerzos por lograr algo, se convierte en algo precioso e importante, y por consiguiente te influye. Es igual a los padres que están impresionados por sus hijos, y son dependientes de ellos.

 (Extracto de la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá, Sobre la importancia de la sociedad, del 6 de junio de 2010.)

Material Relacionado:

La intención que da fuerza

La garantía mutua

Todos somos responsables por todos los demás

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: