La comprensión llega sólo después del alcance

thumbs_Laitman_728_02[1]El Zohar, Capítulo “Tetzave,” Artículos 132-133: “Y ramas de árboles frondosos” son tres, tres líneas, HGT … “Y sauces del arroyo” son dos, NH, que no tienen ni olor ni sabor, como los muslos de las personas.

La  Lulav  [ rama de palmera], Yesod, toma e incluye a todos ellos, como la columna vertebral en el cuerpo ….

Con estas clasificaciones, que corresponden a HGT NHYM, el hombre debe ser visto ante el Creador. Las hojas de la palmera implican al resto de ejércitos, que se unen en estas denominaciones, por las que es conocido el Creador.

El Libro del Zóhar está destinado a ayudarnos a llegar al alcance. El alcance significa la realización del deseo corregido y poder comenzar a ver y detectar la realidad espiritual. La comprensión llega sólo después. Eso es debido a que no tenemos el Kli para la comprensión; no poseemos las propiedades que El Zóhar describe.

No se trata de una rama de palmera o de otras plantas que conozcamos en esta vida. El Zohar nos habla de fuerzas que adquieren la forma de determinadas ramas de nuestro mundo. Nos explica las raíces espirituales, las cuales no podemos entender, ya que no somos conscientes de dónde están y cómo son.

Es por eso que escuchamos  El Zohar, sin la más mínima comprensión.  Sólo nos damos cuenta de que describe la realidad  que todavía no percibimos. Erróneamente, visualizamos las imágenes de este mundo, lo cual es un enfoque equivocado.

Nuestro único recurso es pensar en nuestra unidad y en cómo revelar lo que está escrito en El Libro del Zóhar, dentro de la conexión entre nosotros. Es una historia que trata  acerca de las conexiones dentro del sistema Superior y la revelación del Creador a través de él.

Por eso, Baal HaSulam escribe, en el artículo 155 del libro: Introducción al Talmud Eser Sefirot que los cabalistas escribieron sus libros no sólo para ellos, con el fin de compartir conocimientos, sino también para todos nosotros, como un “remedio milagroso” (Segula). Incluso si no entendemos lo que leemos, pero mantenemos la intención de alcanzar la realidad Superior, de la que los libros cabalísticos hablan, atraemos la Luz Circundante, la cual nos devuelve de nuevo a la Fuente; al Creador.

La luz nos guía y nos provee con la intención de otorgar, en lugar de la intención de recibir para nuestro propio bien. Entonces empezamos a percibir la realidad Superior que existe dentro de la propiedad de otorgamiento. Es decir, alcanzamos el mundo espiritual.

(Extracto de la primera parte de la lección diaria de Cabalá 4/6/10, El Zohar)

Material Relacionado:

El trabajo para iluminar nuestro deseo

Video: 5 minutos de luz: el trabajo interno durante el estudio del zohar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta