La fortuna: Dejar fluir la Luz gota a gota

thumbs_Laitman_721_05[1]El Zohar, capítulo Vaigash, punto 55) Los alimentos del hombre ante el Creador son tan difíciles como la partición del Mar Rojo. Esto es porque los alimentos del mundo se encuentran en lo alto, en ZA, del Masaj de Hirik en la línea media. Es porque los hijos la vida, y el alimento no dependen del mérito, sino dependen de la fortuna. Y por esta razón, los alimentos del hombre ante Él son difíciles pues dependen de la fortuna, pues de ella surgen los hijos, la vida y los alimentos. Por eso es que los alimentos del mundo son difíciles ante él, pues no se encuentran en su posesión hasta que no sea bendecido por la fortuna.

La fortuna (Mazal) quiere decir fluir (Nozel) e indica la abundancia Superior que fluye por goteo. No se derrama como una corriente constante, debido a nuestras  limitantes, nuestra incapacidad para recibir más. El Superior desea darnos todo el Mundo del infinito, pero se ve forzado a dejar fluir la Luz gota a gota, en la medida en que somos capaces de percibirla.

Por esta razón está escrito que,” Los alimentos del hombre ante el Creador son tan difíciles como la partición del Mar Rojo”. La naturaleza del Creador es ser “Bueno y Bienhechor”, y es contrario a su naturaleza restringirse y no darle al hombre todo el bienestar de una sola vez. Por consiguiente, es duro para el Creador dejarlo fluir gota a gota.

 (Extracto de la lección vespertina del Zohar, del 7 de junio 2010.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta