La musa de un cabalista es la “Luz”

thumbs_Laitman_059_01[1]Debemos trabajar con los artículos de Rabash, dividiéndolos en secciones y examinándolos. Cada artículo está estructurado conforme a un guión definido, como una película o una novela: contiene el escenario, el conflicto, el desarrollo, la investigación de ciertos conflictos y discrepancias, y una resolución al final. En el trayecto generalmente se presentan algunos obstáculos, que ayudan a aclarar la cuestión principal y formular las conclusiones. Todo el transcurso del artículo corresponde a la estructura interior (sicológica y espiritual) de la persona para que él pueda entender e interiorizarlo.

Cada día deben leer un artículo (o dos, si son cortos) por día, uno por la mañana y uno por la tarde. No tiene importancia si se confunden, siempre y cuando se mantengan conectados al material todo el tiempo. El esfuerzo mismo atraerá la Luz que corrige y, por ende, que retorna a la fuente. La misma Luz aclarará todas las preguntas incluyendo el orden y el sistema correcto, así como las etapas que se deben atravesar.  Todo les quedará claro, pero si no es así, entonces entenderán los motivos. Pero es la Luz que ilumina todo lo que deseamos descubrir.

No se trata de conducir una investigación teórica. Más bien, espero que la Luz me ilumine con la mente del autor en un pensamiento. ¿Qué es lo que él me quiere decir? ¿Cuál es su proyecto?  ¡Una sola idea! ¿Qué estaba pensando Rabash en ese momento? Todo el artículo trata sobre una idea única y yo quiero aprehenderla. Pero esto es posible sólo con la ayuda superior, cuando la “musa” venga a visitarme. Los cabalistas la llaman la Luz.

(Extracto de la charla, Cómo trabajar sobre los artículos de Rabash, correspondiente al 15 de junio 2010).

Material Relacionado:

El alma es la luz del creador

La misión del alma inmensa de baal haSulam

Las señales del progreso espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: