La telenovela llamada “Mi Vida”

thumbs_Laitman_905El ocultamiento y la revelación están en nosotros. Estas son las únicas cosas en las podemos influir. Después de todo, existimos en un universo constante y eterno, que no tiene principio y que nunca tendrá fin. Hablamos sobre el hecho de que una vez surgió la creación y de que una vez que llegamos a la corrección y ejecutamos el plan de la creación, llegamos a estar completamente incluidos en el Creador, y nos imaginamos esto dentro de los límites del tiempo. Pero esto es incorrecto.

Nos encontramos dentro de un sistema único que se llama “Naturaleza” o el “Creador”, donde no se producen cambios. ¡Sólo cambiamos en nuestras sensaciones! Entonces, ¿cómo podemos empezar a cambiarnos a nosotros mismos, conscientemente, según nuestra propia elección y de una manera controlada para no experimentar ningún cambio desagradable y no deseado?


Hay ciertos cambios en mis deseos internos, que alteran mi punto de vista sobre la realidad de tal manera que los percibo como problemas, luchas y sufrimientos. Por otra parte, hay cambios que son buenos pero, ¿quién sabe cómo controlarlos?

Esto es lo que nos enseña la ciencia de la Cabalá. Es evidente que si la realidad es invariable, entonces sólo mediante el control de nuestras propias cualidades podemos afectar a nuestra imagen del mundo y decidir qué “telenovela” deseamos ver con el título de “Mi Vida”. Sin embargo, esto no significa que soy libre de ver cualquier película del género que desee.

Hay un programa ya elaborado que me hace avanzar hacia la revelación de la imagen verdadera, donde todos los ocultamientos se desvanecerán y en el que revelaré el estado eterno y perfecto en su verdadera forma. Entonces veré que la realidad es constante e invariable. Si entiendo todo esto, puedo avanzar por el camino más amable. Y si no lo entiendo, entonces seré obligado a avanzar por el camino del sufrimiento.

Sin embargo, sólo estamos hablando de cambios en el interior de una persona que existe en un ambiente que aún es desconocido para él. Este entorno se denomina el Creador o Infinito. No está en nuestro poder el cambiar el orden de nuestros grados; este orden ya está implantado en nosotros. ¿Quiénes somos nosotros para saber cuál debería ser este orden?

Pero podemos acelerar este proceso de avance sintonizándonos con él de acuerdo a nuestro propio deseo ejerciendo un esfuerzo. Y la velocidad del avance nos dará una sensación diferente. Después de todo, una cosa es avanzar hacia un acontecimiento grave sin estar de acuerdo con él, pero siendo capaz de evitarlo, ¡y otra cosa es aspirar a una meta deseada! Entonces me gustará el camino, y avanzaré en esa dirección con alegría.

En otras palabras, todo depende de nuestra preparación para los estados siguientes, que vendrán, de manera inevitable. Sin embargo, mi disposición determina mi percepción y la velocidad de mi progreso. Por eso necesitamos tanto la ciencia de la Cabalá. Mediante el estudio de la Cabalá, seremos capaces de llevar a cabo nuestro desarrollo a través de un camino positivo, agradable y corto en lugar de un largo camino a través del sufrimiento.

(Extraído de la tercera parte de la lección diaria Cábala, Introducción al Estudio de las Diez Sefirot, del 10 de junio de 2010)

Material relacionado:

Lo importante es preparar el deseo

¿Alma común soy yo o soy parte del conjunto?

El principio básico del avance espiritual


Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: