Qué hay que corregir: ¿a mí o al mundo?

thumbs_Laitman_030Hay una meta frente a nosotros. Puede parecernos atractiva, o no. Nuestra perspectiva es como la de un niño que desea lo que piensa que son agradables (los caramelos) y no necesariamente lo que es bueno para él (espinacas). A pesar de nuestra renuencia, debemos descubrir y asumir la forma correcta de comportamiento con el fin de ascender al nuevo deseo de otorgamiento, en lugar de permanecer en nuestro deseo actual de recibir. 

Esto significa que debemos aceptar, por encima de nuestra voluntad y naturaleza, que la meta y el Gobierno Superior es bueno y necesario porque pertenece a un nivel distinto, el nivel de otorgamiento. Y los cabalistas nos instruyen sobre la mejor manera de avanzar hacia esta meta, el nivel de otorgamiento.

El camino es sencillo y ellos nos dicen: debemos aceptar los hechos que son desagradables. Quisiéramos que el mundo se curvara para ajustarse a nosotros, mientras que nosotros queremos permanecer sin cambio. Pero los cabalistas nos aconsejan aceptar el mundo tal como es (es bueno y perfecto; sólo que yo no lo veo así) y anularnos.

Así es que la persona camina utilizando la fe por encima de la razón, es decir por encima de su corazón y su entendimiento que son egoístas y desea ver el mundo a la Luz del otorgamiento, tal como lo describe la Cabalá. Si intentamos ver el mundo corregido, al grupo y a nosotros mismos, empezaremos a exigir la Luz que Reforma. Por esto es que debemos examinarnos  y al mundo en todo momento, criticar y caminar por encima de esta crítica.

Material Relacionado:

El sendero directo para alcanzar el otorgamiento el amor y el mundo espiritual

Como funciona el mecanismo de la correccion

Todo el mundo depende de nosotros

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: