Y la Tierra se unirá a Los Cielos

thumbs_Laitman_705El Zohar, Capítulo Vaietze (Y Jacob salió), Punto 60) Ciertamente, así está establecido en la Merkava – Abraham e Isaac son la derecha y la izquierda y Jacob está en el medio. Está escrito, “La tierra”, la Nukva, “en donde yaces”. Así, unidos, son una Merkava sagrada, las tres líneas con la Nukva. Y aquí vio Jacob que sería el más íntegro entre los patriarcas.

El Zohar nos habla mucho acerca de las líneas y, especialmente, sobre las que se encuentran una frente a la otra (Abraham e Isaac), ya que, simplemente, no sentimos todavía cuán difícil es para una persona trabajar con la intención y la acción cuando son opuestas una a la otra. Después de todo, en nuestro mundo, todo funciona en una dirección. Si le otorgo a alguien con la intención de hacer algo bueno para mí, eso no quiere decir que esté otorgando, es decir, que esté trabajando en dos direcciones. Es un trabajo en una sola dirección: para mí.

Cuando empezamos a trabajar fuera del deseo de recibir placer, vemos que cada elemento incluye dos opuestos, que están en intención o en acción. Por lo tanto, no es una coincidencia que El Zohar siempre enfrente este tipo de cálculos. Habla, al parecer, una y otra vez de dónde están Abraham, Isaac y Jacob, o en otras palabras, de dónde están las líneas derecha e izquierda.

Esto es así porque el trabajo en las tres líneas es muy difícil en cada nivel. Es la conexión del deseo de recibir placer la que no tiene nada que ver con la espiritualidad, es decir, con la intención de otorgar a fin de que este deseo concreto se convierta en activo y pueda determinar, construir y realizar un acto espiritual.

(Extracto de la primera parte de la Lección Diaria de Cabalá 14.6.10, El Zohar).

Material relacionado:

El Acuerdo de Oro
Corrección mediante las tres líneas: Una concesión sublime y complementaria
Tenemos la posibilidad de corregir el mundo


Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: