Un ejercicio con placer

El Zohar, capítulo, Lej Leja, punto 108: “… el acto de Egipto es la extensión de la luz de Jojmá, de arriba hacia abajo, como el pecado del árbol del conocimiento.

Sin embargo, hay un grado que está cercano al acto de Egipto y que no es el verdadero acto de Egipto. Él extiende la iluminación de Jojmá desde arriba hacia abajo una vez, para fortalecer y para aumentar Jasadim que está velada de Jojmá…. Por lo tanto este grado es considerado cercano a Egipto, pero no la verdadera tierra de Egipto”.

 ¿Si el hombre se refrena y no usa sus deseos, entonces como crece en su pantalla anti egoísta? Él debe atraer hacia sí mismo algunos placeres, pero incluso al recibirlos debe sentir la ausencia del placer.  Esto es el ejercicio numero uno. Después, al permitirse a sí mismo sentir poco a poco los placeres, de todos modos debe quedarse en la intención por encima de ellos.

Por ejemplo, la persona puede desfrutar de algo sabroso, pero usa este placer para ver qué tanto puede dominarlo y despertar este placer en sí mismo sólo con el propósito de sentirse por encima de este placer.  Otro ejercicio: una persona conscientemente se acerca a la fuente del temor y la vergüenza para sentir si pueda dominarse y refrenarse por encima  de esta sensación.

 (De la lección sobre el libro del Zohar, correspondiente al 22 de julio 2010).

Material Relacionado:

No hay momentos inútiles en nuestra existencia

Las etapas del trabajo espiritual

Justificar al creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta