entradas en '' categoría

Y me veré a mi mismo en todas partes

Pregunta: ¿Es verdad que cada vez que leemos El Libro del Zohar, éste describe precisamente mi estado espiritual?

Respuesta: Los estados espirituales incluyen todo como una imagen holográfica. Ciertamente, cada estado espiritual comprende las diez Sefirot. Y de cualquier manera que lo veas, en cada estado te ves a ti mismo.

¿Cómo es posible? Es porque todo es un estado único y universal; es sólo que nosotros lo discernimos en una gradación de cualidades. No existen estados múltiples, sino sólo un estado: el primero y el último estado de adhesión. Pero para nosotros se revela en diversas perspectivas, como si estuviéramos mirando la misma imagen desde diferentes ángulos de visión. Por lo tanto, puedo ver y reconocerme a mí mismo en cada estado que está allí.

(De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá el 18 de julio 2010. El Zohar.)

Material Relacionado:

La imagen holográfica del alma

Castigo espiritual

La naturaleza de este mundo es egoísta, y hemos nacido dentro de un deseo cuya naturaleza es recibir. Por tanto, este deseo está constantemente tirando y empujándome hacia el placer, sin dejarme en paz por un segundo. Cada momento está creando una nueva necesidad en mí, seduciéndome con nuevas fuentes de placer. Resulta que en este mundo estoy bajo la persistente presión de la fuerza de la naturaleza que despierta en mí la sensación de dolor y sufrimiento. Por lo tanto, si no hago nada, no hay castigo. La urgencia de hacer algo deriva de la naturaleza porque estoy controlado por la fuerza que me está empujando “desde atrás”.
Por otra parte, no hay una fuerza de empuje en el desarrollo espiritual dado que no hay coerción ahí. Es mi decisión el ganar, reunir, acumular, y ordenar una fuerza dentro de mí que me haga avanzar. Por lo tanto, para ayudarnos a los que residimos dentro de nuestro egoísmo (el deseo de recibir placer) en avanzar espiritualmente, somos “castigados” si no trabajamos. Esto es, somos castigados por inactividad.
Si comenzamos a poner atención a nuestras sensaciones, reconoceremos que vienen del Creador. Esto nos ayudará grandemente a reaccionar más correctamente y avanzar. Si comenzamos a ver la actitud del Creador hacia nosotros, castigo por nuestra inactividad en el trabajo, en todo estado que atravesemos, seremos capaces de prepararnos mejor para cada nueva acción momento a momento. Veremos que el Creador siempre es primero y que Él nos invita y nos guía a actuar. Todo lo que necesitamos hacer es poner atención a lo que Él está diciendo, a cómo Él trabaja dentro de nosotros, y de acuerdo a eso, discernir los detalles de nuestro trabajo. Más adelante, nuestro trabajo por entero implica unir nuestras almas, donde el Creador Se revelará a nosotros.
Dentro de esta unidad, sintiendo como el Creador está guiándonos, comenzaremos a percibir la Luz Directa, la Luz Reflejada, y todas las otras acciones que estamos estudiando en la sabiduría de la Cabalá. Comenzaremos a percibir cómo se manifiestan entre nosotros. En esta manera, el Creador nos empuja a conectarnos  para que nuestros deseos correspondan con el Suyo.

Así que, el Creador no castiga sino corrige nuestra trayectoria.

(De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 18 de Julio 2010, Artículo, Yo soy el primero y el último.)

Material Relacionado:

Un saldo en rojo en tu cuenta bancaria es el lado opuesto del creador

¿Para qué castigarse a uno mismo?

Estar conscientes de la fuente es la diferencia entre el placer y el dolor

Un paso hacia el Infinito

Pregunta: ¿Cuáles son las señales para saber que hemos dado el primer paso en la escalera espiritual?

Respuesta: Cuando se llega al primer grado espiritual, sentimos la necesidad apremiante de unirnos, ya que se revela en nosotros un sistema común integrado de las almas. Este sistema es una tupida red formada por las fuerzas del amor mutuo y el otorgamiento, lleno de la fuerza Superior, la fuerza unificadora, el Creador.

Cuanto más dispuestos estamos a ser equivalentes a la Luz, más  juntas se ponen nuestras almas bajo su efecto, y podemos sentir su paso a través de nosotros. Las almas se alinean con la Luz cada vez más, eliminando obstáculos (resistencias) de su camino y, la Luz viaja a través de ellas sin restricciones, pasando de un alma a otra. La Luz se convierte en algo integral y completo, como en el mundo del Infinito. No es necesario llevar a cabo  acciones o movimientos, a fin de pasar de un lugar a otro, sino que, de una forma simple y absoluta,  llena la totalidad de la red de manera uniforme.

Esta red existe en todos los niveles de la escalera espiritual, desde el primero hasta el último. Sin embargo, a medida que avanzamos hacia un grado espiritual superior, percibimos una red más integrada,  llenada con más Luz. Lo percibimos así porque hay cada vez menos diferencia entre las almas  y la Luz en la que residen. Esto significa que el Creador, que llena el espacio entre las almas, se les revela cada vez más.

Vemos la Luz en el primer grado de la escalera espiritual de forma similar a como un recién nacido empieza a percibir nuestro mundo, con sus cinco sentidos corporales: vista, oído, gusto, tacto y olfato. Un recién nacido no sabe aún cómo utilizar sus órganos sensoriales, pero, de algún modo, es capaz de adaptarse a ello.

Lo mismo ocurre cuando alcanzamos el primer grado espiritual. Una vez que accedemos a él,  existimos en este mundo, en nuestro cuerpo físico, y también dentro de nuestra alma, en el mundo espiritual. El mundo espiritual es eterno, y mientras estamos en él, no sentimos la necesidad de un cuerpo físico.  Podemos existir sin él, únicamente en la sensación del Mundo Superior.

(De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá 16/7/10  artículo, La Sabiduría de la Cábala y su esencia.)

Material Relacionado:

El mundo del infinito: ¡aquí y ahora!

Subir por la escalera de los pensamientos del creador

Video: Por medio de los amigos entro a “ein sof” (el infinito)

No despilfarrar el tesoro

Baal HaSulam, Introducción al Libro, Panim Meirot uMasbirot, artículo 19: La recepción egoísta del placer conlleva una gota de veneno mortal, y así aumentamos nuestra deuda al doble… Como resultado, esto le quita las últimas chispas de la vida a una persona, como si se encontrara con “el ángel de la muerte, llevando una gota de veneno en el filo de una espada y la persona, obediente, abre su boca, se traga la gota, y muere”.

Somos criaturas, y tenemos que convertir el placer del Creador en nuestro placer por el bien de otorgamiento para disfrutar el doble: tanto del placer como de la adhesión con el Creador. Será, al mismo tiempo, dulce y verdadero. Sin embargo, mientras tanto, actuamos de la manera totalmente opuesta y recibimos placer de la mentira doble. ¡”Abrimos nuestra herida” y disfrutamos del hecho de que nos estamos acercando a nosotros mismos a la muerte!

Esto está directamente en contra de la vida verdadera ya que nuestro sistema interno tiene que trabajar de manera contraria a la forma actual. Tenemos que cambiar a la recepción, pero por el bien de otorgamiento; sin embargo, con nosotros todo sucede del modo contrario.

Resulta que la persona se las ingenia para disfrutar de su sufrimiento e incluso estar orgullosa de él. El poder de todas las fuerzas impuras se basa en esto. Sin embargo, la espiritualidad comienza precisamente por encima de ello.
De lo contrario, el ángel de la muerte finalmente llega y toma la última gota de la vida de una persona. ¿Por qué muere una persona? Porque se rompe la conexión con la Luz, con el otorgamiento, el cual le fue dado por la Naturaleza, como un pequeño fuego que, según el plan de la creación, debe convertirse en un otorgamiento mayor, la vida eterna, un gran fuego, la Luz. Sin embargo, desperdiciamos la chispa en la vida egoísta y morimos en lugar de desarrollarla y adquirir la vida verdadera.

(De la cuarta parte de la lección diaria de Cábala, Introducción al Libro, Panim Meirot uMasbirot, del 18 de julio de 2010.)

Material Relacionado:

Los niños que han envejecido

Una licencia de conducir para controlar la vida

Desde El jardín del edén y…vuelta a empezar

¿Recibir o Influir?

¡Abran la puerta al Creador!

Pregunta: ¿Qué significa luchar por la unidad e intentar “salir de sí mismo”, durante nuestra lectura del Libro del Zohar? Suena a una fantasía. ¿Qué se supone que debo visualizar? ¿A qué me debo atener?

Respuesta: Si estoy sentado en un espacio enrarecido y necesito aire fresco: abro la puerta. ¡Abrir la puerta es todo lo que necesitas hacer! Cuando te abres hacia afuera, todo lo que está allí podrá ingresar a tu interior.

Está escrito, “No te postres ante un dios extraño”. (Salmo 81,10). Si no quieres que el Creador sea un extraño para ti (que more fuera de ti), hazle entrar.

Todo El Libro del Zohar habla acerca del Creador, al igual que lo hace la sabiduría de la Cabalá. Por encima de este mundo y todo lo demás que existe es el Creador. No hay nada más que buscar sino sólo al Creador.  Más allá de este mundo, hay una Luz Superior, que se revela a ti en tus deseos corregidos en donde descubres los atributos de la Luz.

 (Extracto de la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 19 de julio 2010. El Zohar.)

Material Relacionado:

Cuando la espiritualidad se convierte en nuestra vida

La salvación se encuentra en la línea media

El tiempo de la liberación espiritual

Cuando abres El Zohar y El Zohar se abre para ti

Pregunta: ¿Qué debe hacer alguien que está empezando a estudiar la sabiduría de la Cabalá cuando se sienta frente al Libro del Zohar sin ninguna idea acerca de lo que está escrito allí? ¿Debe intentar aferrarse a la intención durante los 45 minutos de la lección? Es tan frustrante sentarse en frente de un libro tan formidable y no obtener nada. ¿Qué debo hacer?

Respuesta: Lo único que necesito extraer del Zohar es la fuerza del otorgamiento, nada más. Si adquiero una mínima fuerza de otorgamiento, empezaré a sentir El Zohar, mi compromiso en él, y el  fluir del texto allí. Comenzaré a sentir cuán precioso es este libro para mí. Poco a poco, a través de mis reacciones a sus palabras, sentiré de lo que está hablando.

Pero todo esto es el resultado de mi deseo de otorgamiento más allá de mi mismo y mi deseo de abrir mi corazón. Sólo con tales intenciones debemos abrir El Zohar. Cuando logres “salir de ti mismo” (fuera de tu egoísmo) será entonces cuando el Zohar entrará en ti.

 (Extracto de la segunda parte de la lección diaria de Cabalá, el 19 de julio 2010. El Zohar.)

Material Relacionado:

El zohar es la fuente de luz del infinito

A través de el zóhar avanzamos hacia la línea del infinito

¿Qué nos enseña el zóhar?

Mega Congreso 2010 – Una ventana a la espiritualidad

Pregunta: ¿Cómo puedo prepararme para el Mega Congreso de Cabalá que se llevará a cabo este fin de semana, del 23 al 25 de julio 2010, para que pueda llegar como al banquete del Rey?

Respuesta: Al reunirnos durante el Congreso podemos hacer un esfuerzo por experimentar la vida espiritual al menos durante un corto tiempo. La vida espiritual es la unidad para construir una vasija espiritual. Es la conexión entre nosotros dentro de la cual sentimos el mundo espiritual. Es la unidad de dos partes opuestas. Estas partes se resisten y no están de acuerdo entre ellas, pero por encima de esto alcanzamos la unidad debido a nuestro deseo y aspiración.

Este deseo atrae la Luz. E incluso si no estamos preparados para conservarlo para siempre, al menos por un lapso pequeño podemos aferrarnos a la sensación de espiritualidad.  Si después descendemos, está bien. Puede suceder, o no.  Es posible que en lugar de caer ascendamos, empezando con este primer grado espiritual-

Creo que podemos lograrlo. Tenemos todas las herramientas que necesitamos: el conocimiento, los materiales, la preparación, el sistema exterior y la conexión entre nosotros.  Todo está listo. Ahora debemos usarlo. Todo depende de nosotros. Podremos experimentar la espiritualidad si deseamos con fuerza unirnos entre nosotros y hallar la vida espiritual en esta conexión, en el otorgamiento, por encima de nuestro egoísmo individual.

Pero, lo más importante es que debemos sentir la espiritualidad y no recibir placer con ello. Si lo sentimos, definitivamente nos caeremos. Pero, si lo sentimos y continuamos a emplearlo únicamente para otorgar entre nosotros, guardándonos de usarlo egoístamente, entonces la Luz se revelará entre nosotros.

(Extracto de la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 18 de Julio 2010, Introducción al Libro, Panim Meirot uMasbirot”)

Material Relacionado:

¡Unamos el corazón mundial!

¿Tienen las mujeres que asistir a los congresos?

Cómo prepararse para el congreso del mes de febrero en israel

¡Todo está listo!

Pregunta: ¿Todo el proceso de desarrollo de la criatura y la medida de su otorgamiento está predeterminado?
Respuesta: ¡Nadie te está restringiendo de algún modo! Tienes la libre elección y todas las oportunidades. Incluso los profetas no pudieron predecir la forma en que avanzaremos. En todas las profecías acerca de los días del Mesías y la guerra de Gog y Magog, la revelación fue sólo
en la línea de la izquierda, la línea de desarrollo natural y no en las tres líneas.

Nadie sabe de antemano la medida en que seamos capaces de endulzar este camino. Es decir, no podemos predecir lo que puede suceder en el Mega Congreso. ¡Es muy posible que crucemos el Majsom y continuemos nuestro ascenso espiritual!
O podemos elevarnos sobre él por algún tiempo y caer de nuevo,  y que tengamos que cruzarlo varias veces a fin de mantenernos a la larga en el mundo espiritual. Todo depende de cómo nos organizamos y cómo realicemos nuestra conexión.

El otro factor esencial es cómo vamos a aceptar esta revelación. Si nos hemos preparado para aceptar sólo con el propósito del otorgamiento, y no cederemos ante el placer que ofrece y así, a través de la garantía mutua, tengamos la capacidad de usar todas las revelaciones, los placeres, y estados que vendrán y continuar nuestro camino hacia la espiritualidad.
Pero todo está en nuestras manos. ¡Todo está listo!
Extraído de la cuarta parte de la lección diaria correspondiente al18 de julio 2010 Cábala, el artículo Introducción al Libro, Panim Meirot uMasbirot.)

Material Relacionado:

Nuestra batalla interior: argamedón

Los obstáculos que recibimos a lo largo del camino son para ayudarnos (avanzado)

La elección del ambiente adecuado es nuestra única elección