Donde buscar la recompensa por el otorgamiento

Recibí una pregunta: ¿Cómo puedo mantenerme motivado “por el propósito de otorgar” si no veo ningún resultado de mis acciones? ¿Debo creer ciegamente que el texto que estudio me está influyendo de esta manera?
Mi Respuesta: Hay aquí un problema ambivalente. Por una parte, tengo que pedir el otorgamiento incluso si no estoy realmente interesado en éste. Por otra parte, si súbitamente por algún milagro quiero otorgar, entonces aún estoy esperando el resultado de esta acción dentro de mis Kelim de recepción. Pero la recompensa por otorgar no puede entrar en esos Kelim.
Eso es simplemente imposible. Si yo otorgo, entonces siento el resultado dentro de los Kelim de otorgamiento. Si yo otorgo esperando que el resultado entre en los Kelim de recepción, entonces permanezco doblemente vacío.

Por lo tanto, cuando una persona no ve el resultado de sus acciones buenas, correctas, las cuales realmente podría estar haciendo, es natural porque está buscando el resultado en el lugar equivocado. Está revisando su cartera para ver, “¿Dónde está mi recompensa por el otorgamiento? ¿Dónde está el dinero, el honor, el poder, la salud, o al menos algo?” Pero no hay resultados en esos Kelim. Por el contrario, están el doble de vacíos.
Has hecho un gran esfuerzo, pero no tienes nada. Estaría bien si nunca hubieras hecho el esfuerzo. Una persona que no trabaja no recibe nada (incluso cuando está listo para recibir sin trabajar). En ese caso no te puedes quejar. Pero si otorgo y no recibo nada. Es el doble de malo.
¿Entonces qué debes hacer? Para sentir una reacción y el beneficio de los actos de otorgamiento, debes revelar los Kelim de otorgamiento. Debes entender correctamente cuál debe ser el resultado del otorgamiento.
Está escrito, “La recompensa por un mandamiento es un mandamiento,” y, ” La recompensa por un mandamiento es conocimiento de Aquel que entrega el mandamiento“. Esto significa que yo revelo el atributo de otorgamiento que súbitamente comienza a surgir en mí, la Fuerza Superior que lo gobierna todo. Súbitamente comienzo a tener una conexión con ésta. Puedo sentir además que tengo una aspiración de continuar actuando en esta dirección. Esta es la recompensa.
Tenemos que buscarla. El único problema es que estamos buscando algo equivocado en el lugar equivocado.

(Extracto de la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 14 de julio 2010. El Zohar)

Material Relacionado:

Un dispositivo eterno, movido por el otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta