La Luz que te trae de regreso al Creador

Está escrito: “Creé la inclinación al mal y la Torá para su corrección”. Nos hemos acostumbrado a esos dichos y a pensar que son sólo palabras lindas acerca de la Torá. Sin embargo, en realidad, todo esto es muy profundo y serio. Si no nos aproximamos al estudio de la Torá correctamente, sufrimos por ello. La Luz es una fuerza poderosa que nos influye, y con su ayuda podemos alcanzar ya sea la bondad o su opuesto.
Este “opuesto” es también un camino, es decir la revelación del mal nos deja lograr la bondad también. Vemos esto a través del ejemplo del último exilio. Exilio significa que somos arrojados de la espiritualidad y no tenemos ninguna oportunidad de llegar a una conexión con el Creador hasta el final del exilio. Sin embargo, ¿cómo podemos estudiar la Torá mientras estamos desconectados de la espiritualidad y tenemos intenciones egoístas? Todos tus estudios serían por el bien de la satisfacción propia, recibir una recompensa, ni siquiera por “Lo Lishma,” eso es, estarían completamente vacíos de la intención correcta.
Sin embargo, ya entendemos que precisamente porque estudiamos la Torá (la Torá externa, no la Cabalá) durante el exilio, en consecuencia atraemos la Luz Circundante. Pero en lugar acercarnos a la corrección, esta Luz nos aleja de ello. Esto significa que usamos la Luz de la Torá como “poción de muerte”. Sin embargo, mediante esto descubrimos que estamos inmersos en el mal, y con el descenso de las generaciones, en que “el rostro de la generación se ha vuelto como el rostro de un perro”, llegamos a un estado sobre el que está escrito: “Y los hijos de Israel lloraron por este trabajo”.

En otras palabras, ya sea que estemos en un estado de alcance espiritual o el exilio, constantemente usamos la Luz de la Torá, haciéndolo ya sea desde el lado negativo o el positivo. Sin esto nunca seríamos capaces de llegar a una sensación de exilio, la necesidad de la redención.
Por lo tanto, ahora, cuando existimos en tal estado especial que Baal HaSulam llama “la generación del Mesías en el umbral de la redención”, es muy importante para nosotros entender que todo esto es una condición que nos entregan desde arriba. Nosotros, sin embargo, aún no la hemos aceptado. ¿Qué significa esto? Significa que se nos dio una oportunidad de comenzar a usar la misma Luz que Reforma, la Luz que lo retorna a uno al Creador, de una manera nueva: de manera que nos retorne a la Fuente en lugar de alejarnos durante el exilio.
Durante el exilio nuestras intenciones eran constantemente dirigidas a nosotros mismos: ¿Cómo podemos beneficiarnos al usar la Torá en este mundo y en el mundo futuro? Ahora necesitamos cambiar nuestras intenciones. Debido a esto cambiaremos la influencia de la Luz Circundante sobre nosotros, y nos regresará verdaderamente a la Fuente, directamente a esta, en lugar de hacerlo a través de su parte posterior.

Por lo tanto, ahora tenemos principalmente que pensar acerca de la intención con la cual nos aproximamos a los estudios. Mientras más clara, deseable, y precisa sea nuestra intención, mejor nos organizaremos de tal manera que nuestra plegaria llegará a ser una “plegaria grupal,” y nos uniremos todos en un todo frente a la única Fuente. Mientras más hagamos esto, más avanzaremos.

(De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 23 de Junio 2010. El Zohar)

Material Relacionado:

El sendero directo para alcanzar el otorgamiento, el amor, y el mundo espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta