Las acciones llevan al amor

Pregunta: ¿Cómo puedo verificar mi intención para saber qué no me estoy engañando a mí mismo y estoy haciendo todo lo posible por avanzar?

Mi respuesta: Cuando uno empieza su desarrollo espiritual, sólo tiene la intención de recibir para “sí mismo”.  Y sólo bajo la influencia de la invisible Luz Superior el individuo empieza a sentir dentro de sí mismo un cambio: la intención se vuelve “para las otras personas”. Esto llegará a través de la Luz. Y para que esto suceda él debe hacer lo que puede, es decir:

1. Unirse en el grupo, hasta lograr la Garantía Mutua,  como un hombre con un solo corazón;  y

2. Estudiar juntos la Cabalá.

Estas dos acciones son las que nos proponen los cabalistas.  Y esto se denomina “la mitad del shekel”, que debemos invertir nosotros.   La otra mitad la pone el Creador.  Invertir, invertir, invertir: en los estudios, en la unidad, en la difusión. Antes que todo debe haber una  acción y nadie puede decir si esta acción se ha realizado o no. Se ve claramente y tú puedes hacerla.  Haz una lista de tus acciones (no se trata  necesariamente de acciones físicas) que has hecho que se han trasmitido desde tu deseo  al prójimo. Dirige las acciones al grupo, o al Creador. Y al dirigir tus acciones de esta forma estás invirtiendo en ellos.

Es lo mismo cuando adoptas un niño e inviertes en él y este niño se vuelve más cercano a ti que tu propio hijo. En tu propio hijo no inviertes tanto, porque sabes que entre ustedes, de todos modos existe una conexión natural.  Pero en un niño adoptado inviertes más, porque tienes el temor de que la conexión no sea lo bastante fuerte.  Quieres conectarte con este niño mucho más y que él esté conectado contigo, por eso inviertas en él.

De esta manera los niños adoptados se vuelven más queridos que los propios hijos. Porque dentro de nosotros existe el temor de que a este niño que no es mío podría darle más. Quizá yo le estoy tratando  incorrectamente y quizá él no me tratará como su padre. Vemos qué tan importante es este temor interior para la revelación del amor.

 (De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de julio 2010, sobre el artículo, Ustedes están hoy, todos ustedes.

Material Relacionado

La unificación con el grupo nos conduce al creador

¿Para qué necesito este mundo?

Nuestra tarea es adherirnos al superior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: