Las doncellas De Jerusalén

Está escrito en Mishnah (Ta’anit 26:2): No hay días más felices para Israel que el 15 de Av y el Yom Kippur (el día de expiación), porque en ellos las doncellas de Jerusalén suelen salir con ropajes blancos, prestados, sin embargo, para no causar vergüenza a aquellas que no tienen nada propio… y así las doncellas salían y danzaban en los viñedos, diciendo: ‘Hombres jóvenes, miren y observen bien ¿a quién están a punto de elegir?’

Las bonitas entre las doncellas, ¿Qué dijeron? “Consideren sólo la belleza porque una mujer está hecha para la belleza”. Aquellas de nobles familias entre ellas, ¿Qué dijeron? “Más bien busquen una familia porque una mujer está hecha para traer hijos”. Las ricas entre las doncellas, ¿Qué dijeron? “Busquen a aquellas con una riqueza considerable”. Las menos agraciadas entre ellas, ¿Qué dijeron? “Tómanos por la gloria del Cielo y corónanos con los ornamentos dorados.”

Una persona tiene que entender que si su deseo egoísta ya no funciona, si carece de cualquier deseo en absoluto, o si la belleza y la satisfacción ya no le atraen, entonces es una señal de que necesita otro tipo de “combustible”. A una persona se le da la oportunidad de imaginar un estado en el que no es “sobornado” por su egoísmo y de entender que si continúa trabajando de la misma manera, será “por el otorgamiento”.

¿Sin embargo de donde obtiene el “anti-combustible” que le permitirá trabajar sin energía o satisfacción de su egoísmo? Este es el estado donde una persona comienza a comprender que necesita la ayuda del Creador. Si no obtiene el poder de Arriba llamado la Luz, no será capaz de moverse de ninguna manera. Si alguien quiere llegar al otorgamiento sin ser compensado por “riqueza “, “belleza”, o “nobleza”, sino más bien elige una “esposa pobre y miserable” (de acuerdo a una estimación de su propio egoísmo), eso es, si él elige otorgar incondicionalmente, entonces llega al Día (propiedad de la Luz) de alegría y Amor (15 de Av).

Las “menos agraciadas doncellas de Jerusalén” es la última fase de Maljut, Dalet-de-Dalet, llamada “pobre y miserable.” Una persona huye de un trabajo como éste, no teniendo ninguna motivación o deseo porque todo este trabajo es por “fe por encima de la razón“. Pero es creado de esta manera a propósito para ayudarlo a uno a alcanzar la espiritualidad.

(De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá el 26 de julio 2010. Artículo, El Décimo Quinto de Av.)

Material Relacionado

Una belleza fea

La fe por encima de la razón es otorgamiento por encima de la recepción

La fe por encima de la razón la alcanzamos después del majsom (avanzado)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta