Las etapas del trabajo espiritual

thumbs_Laitman_200_02[1]El trabajo de uno debe encontrarse tan lejos del cuerpo como sea posible. Podemos discernir diferentes etapas en el trabajo:

  • Primero, una persona aspira sólo al llenado, ya sea en este mundo o en el mundo por venir.
  • Después, además de pensar acerca del llenado mismo, empieza a pensar en “con quién está tratando”. ¿De quién depende este llenado? Comienza a conectar el llenado con el origen del mismo, el Otorgante. Comienza a tener una actitud hacia el Otorgante debido a que el llenado depende de Él.
  • En la siguiente fase, la persona comienza a respetar al Otorgante por el hecho de que es quien otorga, por su atributo de otorgamiento, más bien que por el placer que recibe de Él.

En este punto llega a una división interior: Por un lado siente que el llenado es importante, pero por el otro aspira a volverse similar al Otorgante. ¿El llenado tiene su importancia porque le da la energía para trabajar, o por el llenado mismo? ¿En dónde exactamente consigue su energía y cuál es su meta: el llenado o la conexión con el Otorgante?

De esta forma, gradualmente llega a un estado en que sólo piensa en la equivalencia de forma entre el Creador y él mismo. Pero, esto no es sencillo. La equivalencia de la forma no es lo mismo que desear dar placer al Otorgante. La aspiración de lograr la equivalencia de la forma, de todos modos implica una consideración para sí mismo. A pesar de que deseo dar, deleitar a alguien más, y amar, esto es algo que deseo; existo dentro de esta consideración.

¿Pero, no se aplica lo mismo a dar placer: no soy yo quien esté dando? ¿O tal vez existe alguien que lo puede hacer mejor que yo? ¿Qué tanto lo puedo hacer sin recibir nada a cambio?

Vemos que el trabajo involucra muchos niveles. Abarca cinco mundos enteros, en donde la persona revalora su motivación y sus principios: ¿Con qué propósito está dispuesto a realizar esfuerzos? ¿Qué es lo que lo llena y cuál es la actitud hacia el Otorgante?  Esto es lo que provoca que su estado cambie y le ayude a elevarse de un mundo al otro.

 (Extracto de la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 5 de julio de 2010. Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta