No dejes de apreciar al Creador

Pregunta: Dice en El Libro del Zohar (Ítem 370 del capítulo de Vaietze) que “Ningún hombre debe despreciar jamás a otra persona en el mundo”. ¿Qué significa despreciar a alguien, dar por sentado o sabido, en el trabajo espiritual?

Respuesta: No apreciar a alguien o dar por sentado significa que se carece de la sensibilidad para establecer una posible conexión. Quiere decir que ahora puedo encontrar la conexión correcta entre la línea derecha y la línea izquierda, el deseo de disfrutar y la intención para el otorgamiento, pero no realizo los esfuerzos para lograrlo. Esto es menospreciar.

No presta usted atención a las oportunidades que se le dan a cada momento. Usted las da por sentado. No las siente o no las entiende y en vez de eso, piensa que todo depende de usted. A esto se le llama dar algo por sentado o por sabido.

Existimos en el Mundo del Infinito. Todos los niveles, todos los mundos, todos los estados más elevados y perfectos se encuentran dentro de nosotros; los Reshimot despiertan en nuestro interior en cada momento. A cada segundo el Creador nos da la oportunidad de avanzar, de ascender a un nuevo nivel. A esto se le llama que Él nos revive.

Desafortunadamente, solamente notamos una milésima parte de todas estas oportunidades, a lo máximo. A esto se le dice darlo por sentado: es cuando damos por sentada Su actitud hacia nosotros.

Su actitud es inmutable. Siempre nos está enseñando y causando nuestro avance, pero nosotros no lo deseamos. Entretanto, el tiempo pasa… está escrito que el Creador reemplaza a un ángel con otro si la persona no es capaz de establecer la conexión correcta con lo que se le envía desde arriba.

Este es un problema, ciertamente. Nosotros no somos capaces de interpretar adecuadamente los estados regulares por los que atravesamos todo el tiempo. Depende de la sensibilidad de la persona. Puedo estar percibiendo mi estado actual como una enorme tragedia, tal como está escrito, “El hombre justo percibe la inclinación al mal del hombre tan grande y poderosa como una inmensa montaña, mientras que al malvado le parece una hebra delgada”. Todo depende de la sensibilidad, de cuánta atención se presta y no dar por sentados los detalles.

Este es nuestro trabajo: estar más atentos, para despertar con la ayuda del grupo, lo cual nos ayuda a entender que a cada momento en el tiempo tenemos la oportunidad de avanzar.

Esto no significa que me estén dando sermones de moralidad. Sino que si ellos se encuentran en un estado de presión constante, entonces yo también recibo estas vibraciones de ellos y me lleno de temor: ¿Cómo puedo estar seguro de no perder la oportunidad de avanzar que se me presenta en cada momento?

(Extracto de la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 8 de julio 2010, El Zohar)

Material relacionado:

El Acuerdo de Oro
El Gran Escultor de la creación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: