Siete mil millones de Mundos del Infinito

Como consecuencia de nuestro trabajo espiritual, debemos llegar a un estado en el que: 1) Todos deseemos alcanzar el mismo objetivo.  2) Todos estemos unidos.  Sin embargo, no nos unimos porque éste sea nuestro estado inicial que viene de arriba, sino porque es nuestro objetivo común.

 En el mejor de los casos, cuando corregimos algo en nuestro mundo, devolvemos el objeto a su estado anterior. Sin embargo, cuando corregimos las conexiones rotas con otras almas, adquirimos mucho más de lo que había antes de la ruptura del alma común. Esto se debe al hecho de que revelamos y dotamos con independencia a todas las partes que están fuera de nosotros mismos.

Dentro de mi egoísmo, me relaciono con todo el mundo como si no tuvieran  independencia y estuvieran a mi servicio. Al comenzar a amarlos, deseo relacionarme con ellos como si cada uno fuera grande, independiente y especial. Así es como queremos ver, también, a nuestros hijos. Entonces, cada uno de los amigos que me rodea se vuelve repentinamente un poseedor de la libertad de elección; cada uno de ellos ocupa su lugar y su nivel. Y luego, cuando me uno a los amigos y los agrego a mí, resulta que cada uno de ellos ha crecido y se ha hecho tan grande como yo.

Como resultado de esto, no vuelvo a agregar los mismos siete mil millones de partes a mí, sino más bien, siete mil millones de Mundos del Infinito se unen en uno solo. Esto significa que puedo aumentar el alcance de mi vasija espiritual (Kli) 620 veces. Sin embargo, todo esto sólo funciona en relación a mí. A fin de cuentas, todo existe dentro de mí y sólo depende de la medida en que me relaciono con mis amigos de la forma correcta en todo momento. Lo hago sólo para aumentar mi Kli, para hacerlo digno de la revelación del Creador.

Por lo tanto, los veo de una manera triple: 

1. Más elevados que yo, para que parezcan grandes a mis ojos.

2. Menos elevados que yo, para, así, poder otorgarles.

3. Iguales a mí, para poder unirme a ellos.

Entonces,  adquiero un enorme y poderoso Kli denominado, mi verdadera alma. Se vuelve varios miles de millones de veces más grande de lo que era antes de la corrección. Después de todo, antes de la corrección, yo estaba en el mundo del Infinito como un punto. Ahora vuelvo a él con una sensación de perfección y eternidad “620” veces mayor (Taraj). La diferencia entre estos dos estados es la misma que existe entre una gota de esperma y una persona adulta que alcanza todo.

(De la lección 5 del Mega Congreso, el 25 de julio 2010.)

Material Relacionado

Mega congreso de cabalá: la unidad alrededor del mundo

¿Por qué toda la humanidad?

Estamos de pié ante el umbral de un descubrimiento extraordinario

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: