entradas en '' categoría

El Creador ve la unión, no a individuos

El baile es el trabajo interno más serio

Existen acciones durante nuestras reuniones donde tenemos que renunciar a nuestra crítica y simplemente unirnos con todos. ¿Cómo puedo hacer eso? Puedo hacerlo precisamente al saltar y cantar junto a todos como un niño, anulándome.

 Esta actitud me conecta al estado general, ¡dándome la habilidad de salir de mis limitaciones y sentir un “viento” espiritual! Puede parecer como si este tipo de comportamiento fuera imprudente, pero sólo nos parece así porque no reconocemos la espiritualidad en ello, ¡Y es porque es la Luz del Infinito! Somos incapaces de discernir nada en ello con nuestros instrumentos de percepción. Por eso nos parece sin vida e inanimado (Néfesh). Sin embargo, si somos o no capaces  de ver la entera Luz espiritual de NaRaNJaY en ello depende enteramente de nuestro Kli.

Todo lo que viene de la unidad, incluso el más pequeño rasgo, es perfección. Por lo tanto, es precisamente de esta manera, a través del baile mutuo cuando estás saltando junto con otros, que tenemos la oportunidad de percibir una sensación espiritual.
Esas danzas vinieron a nosotros de los grandes Cabalistas, especialmente del Baal Shem Tov. Rabash también nos hacía a nosotros, sus estudiantes, bailar de esta manera. No es sólo imprudencia; dentro del baile hay un pensamiento serio y un trabajo tremendo. Súbitamente no lo quieres y pensamientos de “a favor” y “en contra” se alternan dentro de ti con mucha frecuencia, evocando dudas horribles. Mientras tanto, continúas saltando.

Tampoco es meditación porque no te desconectas de la realidad. Estás siempre ante la pregunta: ¿Qué estoy haciendo y por qué? ¿Qué me da esto, quién me hace llevar a cabo esto, y con quiénes estoy saltando, qué nos conecta? Vas a través del entero trabajo interno de principio a fin mientras estás bailando.

¡La danza te fuerza a ir a través de todos los diferentes pensamientos que existen en contra de esta! Estos pensamientos están en contra de la unidad, la cual no quieres. Tu mente siempre batalla contra esto y te ves forzado a hacer discernimientos.

Por esto la danza se convierte en un trabajo interno arduo. Sales de ello simplemente exhausto, vacío de energía. Y no es porque saltaste, sino porque fuiste a través de tantos discernimientos en tu interior. Estás danzando dentro de ti, en tus ascensos y descensos interiores. Y el hecho de que estás saltando externamente al mismo tiempo está ahí sólo para despertar esos estados internos en ti.

 Estás saltando externamente, elevándote y cayendo, mientras dentro de ti hay una gran cantidad de otros ascensos y descensos que suceden simultáneamente. ¡Y eso es lo más importante! Sin las acciones externas no serías capaz de hacer las acciones internas. Una cosa no sucede sin la otra. Por esto la danza se convierte en un medio único para trabajar. Por esto el Baal Shem Tov y los primeros Judíos Jasídicos, que eran Cabalistas, enseñaron esas tradiciones.

(De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 12 de agosto 2010, sobre la lección, El rol de la nación.)

Material Relacionado:

Un tiempo para estudiar y otro tiempo para danzar

Entre nosotros está todo el universo

Pregunta: Durante la clase me digo a mi mismo que quiero sentir de que habla el Libro del Zohar, pero veo que no tengo un verdadero deseo. ¿Cómo puedo alcanzar tal deseo?

Respuesta: Es el problema de los nuestros pensamientos comunes. Es posible que no nos demos cuenta de que El Zóhar habla de nuestros estados avanzados  y  lo más importante durante la lectura de este Libro es nuestro deseo de alcanzar estos estados.

¿Qué son nuestros estados avanzados?  Es cuando todos nosotros nos unimos y en la conexión entre nosotros revelamos la espiritualidad, la cualidad común de otorgamiento, que es el Creador. Precisamente esta intención que debo sentir durante la lectura del Libro del Zohar. De lo contrario toda esta lectura se hace en vano y no nos ayuda en nada. Al revés, recibiremos la sensación de la oscuridad, un despertar negativo. No tenemos elección en el asunto: de cualquier modo tenemos que avanzar y en este caso avanzaremos en contra de nuestra voluntad.

Por eso todo depende de hasta qué punto podremos imaginar correctamente nuestro estado avanzado durante la lectura del Libro del Zohar, es decir, en qué medida vemos que se trata de la conexión entre nosotros, dentro de la cual revelamos el otorgamiento, el amor, la garantía mutua y la unidad que reina en toda la realidad, en todos los mundos.

Porque todo se descubre solo en la conexión entre nosotros: toda la realidad, todos los mundos hasta el infinito. Atraemos la Luz de la Corrección en la medida que deseamos revelar este estado mientras leemos el Libro del Zohar.

 (De la lección sobre el libro Zohar, correspondiente al  12 de agosto 2010.)

Material Relacionado:

¡Abran la puerta al creador!

El zohar se revela en la conexión entre nosotros

El zohar se revela en la unidad

Guía para el Libro del Zohar: La Entrada al Mundo Espiritual

Extractos de mi futuro Libro, Guía para el Libro del Zohar

En nuestro mundo nacemos y crecemos junto a los adultos que nos aman.  No entendemos lo que nos exigen, pero los tomamos como ejemplo.  Imitamos todas sus acciones y palabras sin entender su significado, luego viene el entendimiento. Esto es arreglado por la naturaleza.  Aprendemos de la participación más que de nuestras mentes.


 

 

Este es el medio más natural que nos permite aprender acerca del mundo en el que existimos y así es como entramos en el mundo espiritual también.  El mismo sistema es preparado para nosotros: Tenemos un “padre y una madre” espiritual quienes nos introducen al texto del Libro de Zohar. Aun cuando no entendamos lo que leemos, la lectura por sí sola, junto al deseo de entender y la aspiración de crecer espiritualmente nos hace evolucionar como a los bebés y gradualmente comenzamos a percibir el texto.  Todos los nombres y títulos que no entendemos al principio, gradualmente se hacen más claros.  Empezamos a entender el lenguaje del mundo espiritual de la misma manera que aprendemos el lenguaje corporal de nuestras madres.

Por lo tanto es necesario saber que “no aprende el más inteligente” ni consigue el mundo espiritual, pero si aquellos que intensamente se rehúsan a dejar el Libro de Zohar e intentan retomarlo una y otra vez de manera de entender y revelar lo que el libro está tratando de decir.

Material Relacionado:

Cómo crecer hasta el nivel del zóhar

El desarrollo espiritual puede ser aprendido de los bebés

¡Esperamos verles a todos ustedes en noviembre!

En noviembre de 2010 vamos a celebrar una Convención Internacional de Cabalá en Tel Aviv, Israel, donde se reunirán con nosotros todos los que estudian la Cabalá en Israel y el mundo entero. ¡Serán tres días de unidad!

La razón principal por la que se organizan estas convenciones es que los cabalistas nos enseñan a celebrar congresos con el fin de unirnos. Rabash y Baal HaSulam escribieron sobre esto, pero esto se deduce incluso de las composiciones del Ari y Ramjal, así como de los escritos de Rabí Shimon y Abraham.

La corrección se realiza sólo en virtud de la conexión entre las almas, y la conexión comienza con la comunicación. Sin embargo, hay una idea presente en la comunicación: alcanzar el tipo de unidad que se llama “Creador”, el otorgamiento, o el mundo espiritual.

Dentro de esta clase de unidad se revelan los mundos (Olamot). Pasan de ser ocultamientos (Alamot) a la revelación y por tanto, el Creador se revela cada vez más en lugar de encubrirse detrás de los mundos u ocultamientos. En otras palabras, en la conexión entre nosotros revelamos el otorgamiento y amor más y más, y eso se llama la revelación del Creador. Cuando esta cualidad se revela entre nosotros, empezamos a sentir que vivimos y existimos dentro de ésta y así ascendemos por encima de la sensación de este mundo.

La revelación del Creador se puede alcanzar bajo la condición de que nos dediquemos a realizar acciones en el marco de este mundo. Empezamos de esta manera y luego continuamos las acciones en el ámbito espiritual, que se revela en la conexión entre nosotros. Por ello, es necesario que nos encontremos y nos unamos de esta manera, utilizando todas las oportunidades que este mundo tiene para nosotros, física o virtual, con el fin de estrechar las conexiones

Nos gustaría anunciar este evento a todo el mundo y conectar a tantas personas como sea posible, sin ningún tipo de limitaciones. Cualquier persona de cualquier rincón del mundo puede asistir y participar si se siente atraído por esta idea. La tarea de los que estudian con Bnei Baruj es preparar esta convención, ¡pero el congreso está dirigido a todo aquel que quiera asistir!

(De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 12 de agosto de 2010, una lección sobre el Papel de la Nación.)

Material Relacionado:

La preparación para el siguiente congreso empieza ahora