Ayúdeme a entender lo que quiero

Pregunta: ¿Cuál es el discernimiento que debo pedir al grupo?

Respuesta: Debo discernir lo que es el otorgamiento pues no tengo idea de lo que es y se halla oculto dentro de mi conexión con los amigos. Debemos realizar esfuerzos unidos para descubrir el otorgamiento entre nosotros. No es algo que se encuentre allá por las nubes, sino aquí en la tierra (Aretz), en nuestro deseo (Ratzon).

Debemos convertir esta tierra o deseo en “la tierra de Israel” (Eretz Isra-El, Yashar-Kel), para que el deseo que se manifieste en nuestra conexión sea tan correcto, fuerte y discernido que dentro de él develemos el primer “Nombre Sagrado”, la primera revelación del Creador. Esta debe ser nuestra aspiración. 

Estos discernimientos tienen que hacerse en forma colectiva con la colaboración de todos y no por un solo individuo; y los realiza el grupo dependiendo de qué tanto todos desean que ocurra. De todos estos deseos construimos un deseo universal, poderoso, para identificar lo que es el otorgamiento que deseamos alcanzar y en qué forma debe revelarse. Esto sucede dentro de la conexión entre nosotros. La única cuestión es: ¿Qué tan dispuestos estamos a unirnos como un solo hombre dentro de un solo corazón para alcanzar la meta, para alcanzar este deseo?

Todo nuestro trabajo consiste en integrar la necesidad interior de recibir la Torá, la ayuda desde Arriba, la Luz que Reforma.  Esto es lo que las personas recibieron en el Monte Sinaí, la capacidad de utilizar la ayuda de la Luz Superior. Como resultado experimentaron diversos obstáculos y transgresiones, la revelación del mal que es la vasija para revelar los nombres del Creador.

Constantemente se manifiestan dentro de nosotros los deseos rotos que necesitan corrección y dentro de estos develamos el nombre sagrado del Creador, el atributo de otorgamiento.  Hasta que no revelemos este atributo, sin embargo, revelamos su opuesto, el atributo egoísta de recepción. En otras palabras, tenemos que ir desde el odio hacia la unidad y la unicidad.

(De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 11 de agosto 2010 sobre el artículo, Debes discernir siempre entre la Torá y el trabajo.)

Material Relacionado:

Produzca la tierra vegetación

Los elegidos del creador es la humanidad entera

El libro del zohar – capítulo “el tercer mandamiento”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: