El alma se ausenta en la noche

Pregunta: ¿A qué se refiere El Zohar cuando dice, Cuando una persona se encuentra dormida y el alma parte de ella y atestigua sobre esa persona? (Capítulo “Lej Leja (Vete por ti),” Ítem 359)

Respuesta: El alma es la Luz en el deseo (Kli). Podemos corregir nuestro deseo para recibir sólo en las Sefirot de Kéter, Jojmá, y Biná, mientras la corrección en las Sefirot Zeir Anpin y Maljut sólo pueden ser parciales. Por esta razón, la Luz más grande que se puede manifestar en nosotros por ahora es la Luz de Neshamá, mientras que las Luces de Jaya y Yejidá pueden servir sólo como una pequeña y suplementaria iluminación de abajo hacia arriba.

Por lo tanto, nuestro deseo colectivo es llamado “el alma” (Neshamá), por el nombre de la Luz más grande que el alma puede contener dentro de ella hasta el fin de la corrección. Si el deseo existe en un estado donde es capaz de alcanzar la Luz de Neshamá, es llamado el alma (Neshamá). Esto es porque nombramos a los deseos por los nombres de las luces que los llenan. Sin embargo, si los deseos no pueden contener esas luces y ser llenados con ellas debido a la falta de una pantalla, no hay alma. Esto es porque el llenado es la pantalla y la Luz Reflejada es la propiedad de otorgamiento.

Por esto “en la noche,” cuando aún no soy capaz de corregir mis deseos y ganar control sobre ellos con la ayuda de las pantallas (la propiedad de otorgamiento), yo recibo una impresión negativa en mi deseo llamada oscuridad. ¿Pero qué es oscuridad? Oscuridad es cuando no puedo otorgar y este estado se siente como “noche,” es decir la falta de otorgamiento de mi parte. Siento arrepentimiento y me preparo para corregir mis deseos.

Y durante el “día” que he merecido a través de mi trabajo “de noche,” me desperté al alba para atender la lección de Cabalá y me uní con mis amigos, hice varias correcciones y obtuve nuevos deseos y pantallas. En todas esas pantallas y deseos creé una nueva forma de otorgamiento que me llena. Esto significa que mi “día” ha comenzado.

Así que, “noche” es también un estado espiritual porque es preparación de deseos. Y si una persona no tiene un deseo de alcanzar el otorgamiento, incluso la “noche” no existe para él porque definimos “día” y “noche” de acuerdo a nuestros estados espirituales.

(De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 5 de agosto 2010, sobre El Zohar.)

Material Relacionado:

El día empieza por la noche

La oscuridad está llena de luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: