El Mundo es el grado de conexión entre las almas

Pregunta: ¿La muerte del ARI significa la muerte del Mesías ben Joseph (el Mesías hijo de José)?

Respuesta: ¡Estamos hablando de almas! ¿Qué tiene que ver, la muerte de un cuerpo físico, con esto? El alma puede operar en el sistema común, sin revelarse en este mundo. Hay muchas almas así. El cuerpo en nuestro mundo es una de las consecuencias externas del alma que ayuda a otras almas.

La conexión entre las almas es la única realidad. Vemos y entendemos ciertas conexiones entre las almas; mediante dichas conexiones podemos trabajar juntos y transmitirnos conocimientos y sentimientos. Sin embargo, hay otro tipo de conexión mediante la cual las almas son incapaces de sentir su verdadero estado, y por lo tanto, perciben su conexión como una imagen de este mundo.

¿Cuál es la diferencia entre este mundo y el espiritual? En el mundo espiritual, se me revela la profunda conexión interior entre nuestras almas. Por el contrario, cuando no estoy en condiciones de revelar esta conexión interna, lo veo en su forma externa, como este mundo, que se me manifiesta de una manera muy confusa, incierta y borrosa.

El Mundo (Olam) es un grado de ocultación (Alama). Existo en el sistema común de las almas pero, la ocultación me afecta y me muestra este sistema de forma engañosa en este mundo. Sin embargo, ¡es el mismo sistema! Nada más existe, aparte de la estructura única de Adam ha Rishon, el sistema de las almas conectadas. Todos somos parte de él. Sin embargo, en lugar de percibir todas las almas y la red que las conecta, percibimos este mundo.

De ahí que este mundo se llame el último grado, lo que significa que está desconectado, por completo, de nuestra percepción real. Es parecido a lo que sucede durante la pérdida de conciencia, cuando una persona se encuentra con los ojos cerrados y tiene alucinaciones.

Sin embargo, existo en el mismo sistema pero, soy incapaz de percibirlo y, por lo tanto, lo imagino de una forma distorsionada, como está escrito: “Cada persona juzga de acuerdo a sus propios defectos.”

Pero, una vez que la verdadera imagen se revela ante mí, quedo impactado al ver qué diferente es todo de como, inicialmente, aparecía ante mí. No existen mundos que estén separados unos de otros; hay una única estructura que revelamos cuando corregimos nuestros deseos.

Hay cinco niveles de corrección del deseo y, de acuerdo a esto,  revelamos los cinco estados de la realidad: los cinco mundos y los 125 grados.

Con este objetivo vivimos, ya que el Creador nunca creó otro mundo. Algunas partes del alma común ya están corregidas y  funcionan activamente, mientras que el resto todavía están rotas y no perciben la conexión adecuada entre todas las almas. Por eso, debemos entender nuestra obligación de realizar la corrección, nuestro deber hacia los demás, hacia nosotros mismos y hacia el sistema común que las sostiene y que llamamos el Creador.

( De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 5 de agosto sobre la Introducción al Libro, Panim Meirot uMasbirot)

Material Relacionado

Conectado por un hilo a la bondad del creador

Anteojos que nos muestran la realidad espiritual

Mega congreso 2010 – una ventana a la espiritualidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: