El orgullo (la soberbia) nos separa de la Luz

Se ha dicho, “Yo no puedo morar en el mismo sitio que el soberbio”. En donde mora la soberbia no puede haber Luz.

Al principio, el huésped se sirve de la comida dispuesta sobre la mesa del Anfitrión sin percibir Su presencia. De pronto, descubre que el Anfitrión efectivamente existe y que las viandas con las que se atiende se encuentran en Su mesa y que todo Le pertenece. El huésped también comprende que los manjares sobre la mesa no se encuentran allí al azar, sino que fueron preparados específicamente para él con amor. Se da cuenta que el Anfitrión lo ama y que de alguna forma tiene que corresponder. Por esta razón no puede recibir de Él y no sabe qué hacer. 

El problema no es recibir, sino la relación misma. No quiero sentirme en deuda, ni tampoco quiero encontrarme en una situación en que se me ama o se me odia demasiado. Lo que es más, un amor excesivo constituye un impedimento pues no tengo nada que dar a cambio.

¿Cómo podría corresponder al amor que recibo? Puedo aceptar de Él la alegría, pero se trata de mi parte animada que recibe placer pero Su amor está dirigido al ser humano en mí. ¿Qué debo hacer? Por medio de todo esto Él me fuerza a relacionarme con Él con todo mi corazón. Tengo que dejar de visitarlo y pensar en alguna forma de corresponderle.

Por consiguiente, me separo de Él con soberbia, empleándola como una barrera. Me elevo por encima de Su actitud hacia mí, sobre el odio y el amor como si no existieran. Funciona dentro de mí como una fuerza protectora, una auto defensa que me permite no experimentar la vergüenza o el amor.

La soberbia se origina en el espacio vacío que hay dentro de la creación; tiene su raíz en la Serpiente, Maljut del Mundo del Infinito. Todas las otras propiedades pueden corregirse excepto la soberbia porque nos separa del Creador, rompiendo la conexión con Él.

Si me encuentro en un grupo, todo se permite (los conflictos, etc.) excepto la soberbia. Cuando una persona siente soberbia, se aparta de la influencia de quienes le rodean y por lo tanto no tiene la oportunidad de avanzar.

(De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 14 de Julio 2010, sobre la Introducción al Libro, Panim Meirot uMasbirot.)

Material Relacionado:

¿Qué es el infierno?

El pasado dependió del creador, pero el futuro depende de usted

¿Es el orgullo una forma de egoísmo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta