La escalera al Infinito

El Zohar nos habla del Mundo Superior, que se revela dentro de nosotros. Todo lo descrito en este libro ocurre dentro de nosotros. De hecho, percibimos nuestro mundo de la misma manera. La diferencia entre los mundos o percepciones es que percibimos este mundo individualmente, dentro de nuestro egoísmo, mientras que el Mundo Superior es percibido colectivamente dentro de nuestras relaciones y la conexión entre nosotros.

La conexión a través de otorgamiento mutuo y amor es llamado el alma, y lo que percibimos en esta alma es llamado el mundo espiritual. Al hacer conexiones en nosotros corregimos la conexión inicialmente rota (Kli) y así revelamos diferentes cualidades de conexión de las que El Zohar habla. La conexión común de todas las partes del alma o creación es llamada el Creador. El mundo espiritual por entero está constituido de diferentes tipos de conexiones, que son llamadas Abraham, Isaac, Jacob, diferentes ángeles, así como objetos inanimados, vegetativos, animados y espirituales. Estos son revelados en las conexiones.

Hoy percibimos nuestro mundo y pensamos que existe por su cuenta. Sin embargo, esto es una ilusión. La verdad es que percibimos un tipo de conexión entre nosotros que llamamos por este nombre. El último o más bajo nivel de conexión entre las partes del alma, (las almas en particular) produce una sensación de mala conexión que es llamada “este mundo.” Cuando alcanzamos la absoluta conexión de todas las partes del universo, esta conexión es llamada el Mundo de Infinito porque es una conexión sin restricciones y sin ningún límite finito. Está, de hecho, más allá del espacio y el tiempo.

Entre la conexión completa del Mundo de Infinito y la completa ausencia de conexión en este mundo, hay cinco niveles de conexión o cinco mundos llamados Adam Kadmon, Atzilut, Beriá, Yetzirá, y Asiyá. Realmente existimos en sólo una realidad que es el Mundo de Infinito, pero nuestra percepción de este depende de nuestra actitud hacia la conexión. Esto involucra 1) egoísmo o recepción, y 2) otorgamiento o amor. Nuestra vida es una sensación de la calidad de conexión entre las partes de la realidad.

Si queremos revelar el mundo real y entenderlo, alcanzarlo, y disfrutarlo, tenemos que tratar de vernos a nosotros mismos como más conectados cuando leemos El Libro del Zohar. Entonces comenzaremos a revelar una conexión más grande y una conexión con el Mundo Superior. Este método para revelar el Mundo Superior es llamado “Haremos y escucharemos” (Naase ve Nishmá).

(De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 18 de agosto 2010, sobre El Zohar.)

Material relacionado:

Conectándonos con la Luz
El Mundo es el grado de conexión entre las almas
La unificación de la Luz y el deseo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: