La iluminación negra de Maljut

Por un lado, tenemos el mundo del Infinito, que consiste en el placer absoluto en todos sus aspectos: el alcance, la comprensión, el sentimiento, la eternidad y la perfección. Y por otro lado, tenemos este mundo, en el que sentimos una deficiencia en todo.

Sin embargo, para poder tener la oportunidad de existir en él de alguna manera, se lleva a cabo una ocultación del Mundo del Infinito. En este mundo sentimos la deficiencia en una forma que no es tan trágica, a pesar del hecho de que se nos oculta la abundancia infinita. Aparentemente, el Mundo del Infinito va decreciendo, un grado tras otro, creando cinco niveles (cinco mundos) de ocultación de sí mismo. Estamos situados por debajo de todos estos mundos y, por lo tanto, no sentimos  mucho su falta.

Sin embargo, en la medida en que nos desarrollamos, nuestro egoísmo va aumentando. Poco a poco, la Luz se nos revela más y más, haciéndonos experimentar una carencia y maldad cada vez mayores. Por lo tanto, si no nos hacemos similares a la Luz, vamos a seguir sintiéndonos cada vez peor. No es de extrañar que el mundo moderno esté experimentando semejantes cataclismos. Después de todo, nuestro creciente ego nos está haciendo cada vez más opuestos a la Luz.

La diferencia (delta) entre el deseo y la Luz se hace más tangible y, como resultado de esto, sufrimos más. Si no hubiera ocultación de todos estos mundos, no podríamos tolerarnos en absoluto ya que nos percibiríamos en relación a la Luz del Infinito. La disparidad entre nosotros sería tan grande que haría imposible que aceptáramos semejante sensación tan horrible.

 Tal vez hayan experimentado ya esta sensación y, si no, algún día lo harán, ya que todo el mundo necesita pasar por esto una vez en su vida. Se llama la “iluminación de Maljut,” una sensación de oscuridad absoluta frente a ti, algo terriblemente espantoso. Ésta es la revelación del delta entre nuestro mundo y el del Infinito, la cual nos permite sentir, ligeramente, esta horrible oscuridad.

Sin embargo, los 125 grados de ocultación que nos separan de Infinito se crearon, precisamente, para permitirnos tolerar nuestro estado. Detrás de todas estas pantallas de ocultación nos sentimos seguros, como un bebé junto a su madre, sin poder hacer nada por sí mismo, sino sentirse protegido por ella. Del mismo modo, nos sentimos protegidos por todas estas pantallas de ocultación; de lo contrario, seríamos incapaces de tolerar la presión de la Luz Superior.

¡La luz se percibiría como oscuridad! Es el llamado “Pulsa DeNura,” el golpe de la Luz, es decir, cuando la cantidad de Luz es mayor que la que el Kli es capaz de aceptar. Es una sensación muy desagradable ya que constantemente necesitamos estar en equilibrio respecto a todas las influencias, las buenas y las malas. Incluso cuando se nos da la bondad en abundancia, si ésta excede la capacidad de nuestro Kli, no podremos tolerarla. Sabemos que todo el mundo prefiere el clima cálido al frío pero, cuando hace mucho calor, tampoco es bueno y, por supuesto, no es mejor que el frío.

(De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 13 de agosto 2010, sobre Shamati # 34.)

Material Relacionado:

Como recibir la inteligencia superior

¿Quieres entrar?

Un comentario

  1. Gracias, con ello inició la comprensión de algunas cosas. Sigo a la liebre con paso de tortuga.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta