La Plegaria Antes De La Plegaria

¡No culpes al Creador si tu progreso espiritual es muy lento e imperceptible! Debemos primero y principalmente revelar el deseo dentro de nosotros. Sin este no seremos capaces de sentir un cambio en nuestros estados.

Si aún no siento el mundo espiritual, ¡Significa que aún no lo quiero! Está aquí, justo a mi lado, pero yo no lo quiero ver y por eso no lo revelo. No hay regalos que vengan de Arriba. Cómo revelo el mundo espiritual depende solo de mí y de mi deseo. Tan pronto como mi deseo crece y llega al nivel del siguiente, más alto mundo espiritual, inmediatamente lo revelo. Pero si no siento una necesidad por éste, entonces no lo puedo revelar.

Todo depende de la persona. Nuestra única tarea es influir unos a otros con el propósito de discernir nuestro deseo correctamente. Podemos estar clamando y ardiendo de deseo, pero es un deseo por algo equivocado, tanto en cantidad como en calidad.

Lo que necesitamos es un deseo claramente discernido donde lo más importante es la calidad del deseo: Qué quiero exactamente, en lugar de cuánto lo quiero. En la espiritualidad la cantidad no es importante, solo la calidad lo es. Llamamos a la calidad de un deseo espiritual, “fuerza.” La fuerza de un deseo en espiritualidad es definida como cuán agudo y preciso es y hacia donde apunta exactamente. Esto requiere una preocupación constante de asegurarte que tu deseo tiene la dirección correcta.

Si les preguntas a las personas cómo imaginan la espiritualidad y qué desean, obtendrás diferentes respuestas de cada persona. Esto solo puede ser discernido al trabajar en el grupo y usar la ayuda de la Luz que todos juntos atraemos durante el estudio porque entendemos que por ahora no tenemos el deseo adecuado por el otorgamiento y la fe. Por lo tanto, queremos que la Luz venga y nos lo explique, ¡Que nos muestre ejemplos y creé un deseo en nosotros! Esto es llamado una necesidad sin una necesidad, la plegaria antes de la plegaria.

Sin embargo, una vez que la persona es traída al grupo, de ahí en adelante depende de él.

(De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 11 de agosto 2010 sobre el artículo, Debes discernir  entre la Torá y el trabajo.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta