La raíz espiritual de toda la humanidad

El trabajo en nuestra comunidad espiritual es similar al efecto del Tamagochi: el juguete japonés que nos obliga a cuidar algo virtual, algo que no existe. ¡Pero el jugador se concentra tanto en este juguete que se convierte para él en algo más que real! La persona debe dejar todo y cuidar al juguete, “alimentarlo”. Y el egoísmo no le impide hacerlo, porque no es otra persona con la cual deba competir, sino un ser abstracto, que es fácil “atender”, a pesar de que sutilmente imponga su voluntad a la persona.

Lo mismo ocurre con nuestro “estimulador espiritual”: por un lado nos abstraemos de la gente, creamos algo abstracto, en donde despersonalizamos a todos; les aparto de sus cuerpos, de su aspecto, de sus personalidades, pero dejo sus puntos en el corazón, sus aspiraciones por la unión para revelar la fuerza común del amor: el Creador.
Por otro lado, sin embargo, es nuestro deseo, nuestra aspiración abstraída del cuerpo, de todo lo que nos aparta, uno del otro. Por el contrario, estamos unidos por nuestro sueño común; nuestra necesidad colectiva de alcanzar la meta nos une para lograrlo juntos.

Este sistema ya se convierte en algo por encima de las nacionalidades, en una comunidad mundial y multilingüe. Se convertirá en la raíz espiritual de toda la humanidad porque la idea está en la unión de todas las personas del mundo.

Al principio, ponemos todos nuestros esfuerzos para crear un sistema de conexión, de otorgamiento y amor entre nosotros. Y después el “Arca transporta a todos que la llevan”: el sistema tomará la delantera y empezará a formarnos con la Luz Superior, que se revelará en el sistema por medio de la creación de nuestra vasija del otorgamiento.

En este sistema le damos la posibilidad a la Fuerza Superior de la Naturaleza, que existe en la unión de las personas, a “alojarse” en nosotros, a revelarse entre nosotros. Y este sistema empieza a funcionar en nosotros, nos educa y nos lleva adelante a la meta de la creación.

Material relacionado:

El “Estimulador” es la espiritualidad
El sistema del futuro – primera parte
El “estimulador espiritual” es un paso adelante hacia la sociedad futura

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta