¿Crees en la vida después del nacimiento?

Este es un chiste que recibí:

En el vientre de una mujer embarazada,  dos bebés sostienen una conversación. Uno de ellos es creyente y el otro ateo.

El ateo: ¿Crees en la vida después del nacimiento?

El Creyente: Por supuesto. Todos saben que hay vida después del nacimiento. Estamos aquí para crecer y estar fuertes y preparados para lo que nos espera cuando ocurra.

El ateo: ¡Tonterías! No puede haber vida después del nacimiento. ¿Puedes imaginarte como sería esta vida?

El Creyente: No conozco los detalles, pero creo hay más luz y tal vez allí caminaremos y nos alimentaremos solos.

El ateo: ¡Qué disparate! ¡Es imposible caminar y alimentarnos solos! ¡Ridiculeces! Tenemos el cordón umbilical que nos alimenta. Solamente quiero señalarte esto: La vida después del nacimiento no puede ser porque nuestra vida, el cordón, es demasiado corto.

El creyente: Estoy seguro que es posible. Sólo que será un poco diferente. Puedo verlo.

El ateo: ¡Pero no hay nadie que haya regresado de allí! La vida sencillamente se termina con el nacimiento. Y sinceramente, la vida está llena de sufrimientos en la oscuridad.

El creyente: ¡No, no! No sé exactamente cómo será la vida después del nacimiento pero en cualquier caso, vamos a conocer a nuestra mamá,  ¡Y ella cuidará de nosotros!

El ateo: ¿Mamá? ¿Tú crees que tenemos una mamá? ¿Y entonces en dónde está?

El creyente: ¡Ella está por todos lados a nuestro alrededor y nosotros nos encontramos dentro de ella! Nos movemos por ella y gracias a ella estamos vivos. Sin ella no existiríamos.

El ateo: ¡Qué tontera! Yo no he visto una mamá así; por lo tanto no existe.

El creyente: No puedo estar de acuerdo contigo. De hecho, algunas veces, cuando todo está muy quieto, podemos escucharla cantando y siento cómo acaricia nuestro mundo. Estoy convencido de que nuestra verdadera vida comenzará después del nacimiento.

¿Y tú, qué piensas, querido lector?

Material Relcionado:

El nacimiento es la ruptura hacia el nuevo mundo

Anúlate y comienza a vivir

No hay nadie más cercano a un niño que su madre

2 comentarios

  1. Esta historia describe con asombrosa exactitud nuestra vida en este vientre materno llamado “tierra” eretz, solo que la gran mayoría actúa como el ateo

  2. Estimado Michael:
    Hago referencia a la historia de los dos fetos que discuten si existe o no Madre y si hay vida después del nacimiento el cual se ha ido extendiendo mucho en la red en varios idiomas.
    Al principio me sentía halagado y no me preocupaba mucho el que fuera presentado como “Anónimo” o “Autor desconocido”, pero me he encontrado con 10 o más personas diciendo ser los autores (¡de exactamente las mismas palabras!) o que otras personas los señalan como autores porque de esa manera les ha llegado el relato.
    Escribí ese cuento hace 35 años cuando nació mi hija menor y está incluido en mi libro “Morfogenia”.
    Puedes leerlo completo en http://www.pablomolinero.com. Así como también mis comentarios sobre los errores cometidos en ese plagio.
    Puedes considerarte libre para usarlo en ejercicios, cursos o como consideres más oportuno (también invitando a que entren en mi blog y lo lean entero), pero siempre, por favor, indicando que el autor es el filósofo, escritor y compositor Pablo J.Luis Molinero.
    Esto es de justicia porque parece mentira que un guía espiritual húngaro, una psicóloga checa (Dra. Jirina Prekop), el rabino Haïm Korsia (Francia), el responsable de la iglesia ortodoxa rusa en Saint-Michel-Archange en Cannes y varias otras personas, todas ellas de responsabilidad psico-espiritual se adjudiquen una autoría que no les pertenece.
    Muchas gracias

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: