¿Esperabas tú la salvación?

El Zóhar, capítulo VaYeji, punto 462: Bienaventurados son los justos que son recompensados con la luz superior, el espejo que ilumina, que resplandece hacia todos los lados, a la derecha y a la izquierda. Cada uno de esos justos recibe en su porción lo que le corresponde, es decir, recibe según sus acciones en este mundo. Y hay algunos que están avergonzados por esa luz, pues su amigo recibió más para iluminar.

Queremos conocer todos estos detalles, entender donde se sitúan. En dónde está la rama y la raíz de cada palabra, y cuál es su cualidad espiritual. Estamos buscando dentro de nosotros mismos todas estas gradaciones de las cualidades sobre las cuales habla el Zohar.

Por supuesto que todo se encuentra  sólo dentro  de nosotros en los niveles inanimado, vegetativo, animado  y humano de nuestros deseos. Sentimos sólo la realidad que está dentro de nuestra alma. Incluso también ahora estamos dentro de nuestra alma, dentro de este Kli – el deseo –  y todos los fenómenos suceden dentro de él.

Pero de todos modos, junto con la búsqueda interna debemos constantemente tener esperanza que la Luz Circundante influirá sobre nosotros y nos abrirá los ojos.  No con nuestra razón deseamos revelar el Mundo Superior, encontrar todas las gradaciones de sus cualidades, orientarnos dentro de nuestra alma. Deseamos que la Luz de la corrección nos ilumine. Esto se denomina “esperar la salvación”.

Dicen que después de la muerte, al alma “en el cielo”  sólo le hacen dos preguntas: “¿Estudiabas la Torá (extendiste hacia ti la Luz de la Corrección)? ¿Estabas esperando la salvación (el momento que ella te corrigiera)?”. Con esta intención debemos estar constantemente.

(22115 – Extracto de la lección sobre El Libro del Zohar, correspondiente al 28 de septiembre 2010.)

Material Relcionado:

El zohar se revela a todos

Aprendiendo el lenguaje del creador

Aspirar a la luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta