¿Qué es un pecado?

El “pecado” está determinado por si usted le pide o no al Creador la fuerza para elevarse por encima de sus sensaciones de “bien” o “mal”. ¡La primera vez que usted hace algo no es un pecado! Tal vez usted aun no había discernido entre el bien y el mal y su actitud hacia el Creador. Sin embargo, si usted lo hace por segunda vez, se convierte en un pecado. Y si usted lo repite una tercera vez, desciende de su grado pues no puede mantenerse en él por más tiempo.

Con la primera interacción entre el placer y el deseo, se crea un deseo por el placer (una vasija, un Kli). En la segunda interacción entre el placer y el deseo, uno recibe un sentimiento de trasgresión (un pecado), la recepción para el beneficio propio. Pero si uno recibe placer en el deseo por tercera vez, entonces no solamente indica  que existe el pecado, sino que nos muestra que la sensación de ese pecado no fue suficiente para abstenerse de él.

Esto puede ser parecido a la situación en que la sentencia dictada en una corte es más débil que los deseos del criminal, así es que el criminal no se reforma de robar en el futuro. Y entonces se toma la decisión de ocultarme en la prisión de este mundo.

(Extraído de la primera parte de la lección diaria de Cábala del 14 de septiembre 2010, sobre la Preparación para la recepción de la Torá.)

Material Relacionado:

Podemos aprender de nuestros errores

La percepción de un pecado es un arrepentimiento en si mismo

Selijot el tiempo del arrepentimiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta