“La Gracia es engañosa y la Hermosura vana”

En el camino espiritual, las almas que desean unirse de forma perpetua, deben trabajar en la construcción de una conexión entre ellas. Al hacer esto, influyen constantemente a Maljut del Mundo de Atzilut (la novia) y ésta despierta una conexión en Zeir Anpin en el nivel de fe, en vez de en el de recepción de placer.

Entonces, el pacto existe porque hemos firmado un convenio de que vamos a cuidar el uno del otro sólo por la importancia de la meta espiritual, independientemente de quién pague y cuánto. Por ejemplo, si tu novia es hermosa, cuando recibes placer de ella es como si te vendieras a ella. Si vives con una mujer porque es hermosa, te conviertes en un traidor por recibir placer de su belleza, lo cual es como el pago que te da.

Es por esto que firmamos un pacto diciendo que avanzamos con fe por encima de la razón, o que otorgar es más importante para nosotros que recibir. Es por eso que buscamos, constantemente, la manera de fortalecer nuestra conexión, a través del otorgamiento mutuo.

En la medida en que me agrego a la conexión, a través del otorgamiento mutuo, empiezo a notar lo fea que se empieza a volver mi “novia”, (entendiéndose por “novia” el grupo y el mundo espiritual), y que mi pareja (el Creador) es un mentiroso. Esto me indigna y me pregunto: ¡¿con quién firmé un pacto? ¡¿Con quién me comprometí?!

Sin embargo, es en este momento cuando tienes la oportunidad de ir con fe con encima de la razón, es decir, de preferir otorgar, por encima de los cálculos que conllevan la recepción.

(De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 17 de septiembre 2010 sobre Shamati #52)

Material Relacionado:

La unión eterna de lo particular y lo general

Una unión eterna

¿Cuál es el pacto con el creador?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: