Entre la Oscuridad y la Luz

La persona necesita la fuerza de la Torá a fin de revelar la realidad, y a sí misma, en relación con el Creador. Estar cerca del Creador significa ser semejante a Él, a la cualidad de otorgamiento y amor. Esta cualidad se le revela a la persona a través de su actitud hacia el prójimo, es decir, hacia aquél que esté cerca de él debido a que ambos tienen el mismo objetivo en la vida. Éste es el criterio correcto para el auto-análisis y la medida de su actitud hacia el Creador.

La meta (la cercanía con el Creador, Su revelación y unidad con Él) se alcanza en dos etapas:

  1. Las cualidades de una persona se revelan como el mal porque no le permiten alcanzar la meta
  2. La fuerza de la corrección, la Luz, se revela dentro de la unidad existente entre la gente que aspira a la meta. A continuación, la inclinación al mal, es decir, la naturaleza del hombre, le ayuda a unirse con el Creador.

Al principio, las imperfecciones propias del egoísmo (Klipot) aparecen como grandes obstáculos; sin embargo, según avanzamos, vamos descubriendo la habilidad de transformarlas en bondad. Dichas imperfecciones se convierten en nuestros puntos de independencia (Klipat Noga), los cuales nos permiten crecer.

En el lado derecho tenemos al Creador y en el izquierdo a la Klipá. Nosotros nos formamos a partir de estos dos, creando nuestra forma independiente de semejanza con el Creador. Cuando la fuerza de la Luz y la fuerza de la oscuridad se conectan entre sí correctamente, dan lugar en nosotros a la forma de Adam, un ser humano. El ser humano en nosotros es el grado de nuestra semejanza con el Creador.

La Luz lo hace todo. Revela en nosotros la fuerza de la inclinación al mal, así como su propia fuerza para desarrollar el egoísmo. Como resultado, revelamos su única Fuente: el Creador; de esta forma, la distinción entre el bien y el mal, o la Luz y la oscuridad, desaparece. Todas las fuerzas y cualidades forman la imagen de la única realidad, la Fuente.

Esto constituye toda la ciencia de la Cabalá: la revelación del Creador a las criaturas, o más bien, dentro de las criaturas.

(De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 14 de septiembre 2010 sobre los Escritos del Rabash.)

Material Relacionado:

Y la oscuridad brillara como la luz

La luz a través de las grietas en la pared

Del amor al odio y de regreso al amor

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta