entradas en '' categoría

Los cabalistas sobre el lenguaje de la Cabalá – Parte 9

Queridos amigos, hagan las preguntas sobre estos pasajes de los escritos de los grandes cabalistas. Los comentarios entre paréntesis son míos.

La ley de la raíz y la rama.

De acuerdo a lo dicho, es fácil entender, la cuestión de raíz-rama en los mundos, porque el crecimiento en el inanimado, el vegetativo, el animado, el humano, de este mundo, tiene su equivalente, con todo detalle, en el mundo superior, sin ninguna diferencia en su forma, pero sólo en su materia, (recibir en este mundo y otorgamiento en el Mundo Superior)  porque el animal o la piedra de este mundo, está formado por material físico y el animal y la piedra que se encuentra en el mundo superior, está formado por materia espiritual, que no ocupa lugar ni tiempo, sin embargo, su cualidad, es una sola.

            A esto, por supuesto hay que agregar, la cuestión de la relación de la materia con la forma, la cual depende, por supuesto de la calidad de la forma. Esta es la causa por la cual la mayoría de los niveles inanimado, vegetativo, animado y humano del mundo superior, se encuentran como ellos y realmente iguales, en el mundo superior (el más elevado). Esto continúa hasta el primer mundo, allí, donde ya están todos los elementos al final de su labor, en el secreto escrito “Y vio Elokim todo lo que hizo y he aquí que estaba muy bien”.

Baal HaSulam, La enseñanza de la sabiduría de la Cabalá y su esencia

(21768)

Material Relacionado:

Los cabalistas sobre el lenguaje de la cabala parte 8

Los cabalistas en el lenguaje de la cabala parte 7

Los cabalistas sobre el lenguaje de la cabala parte 6

Preservar el espíritu de la vida

Pregunta: ¿Cuáles son las señales de una buena conexión entre los amigos?

Respuesta: El espíritu de vida entre ellos, su júbilo e inspiración, pese a los estados por los que atraviesen, todo sugiere una buena conexión entre los amigos. La Luz realiza diversas acciones, devela el odio, la separación y el rompimiento entre nosotros. Luego nos corrige. Revela el rompimiento nuevamente, para después corregir y así continúa hasta que nos corregimos completamente.

Entendemos que pasamos por varios estados en este camino; algunos son más placenteros y comprensibles que otros. Siempre los justificamos puesto que vienen del Único que es bueno y bienhechor y no hay nadie más aparte de Él. Solamente tratamos de mantener la unidad y conservar nuestro espíritu de vida.

Este es, de hecho, el estado que deseamos. Todos los 125 grados espirituales se sitúan precisamente aquí para mantener la conexión y el espíritu de vida por encima de los ascensos y descensos. Cuando la separación o la unidad se revelan entre las almas, también se revela toda la historia de la Torá, por la cual tu mismo tienes que transitar.

Revelas allí la inclinación el mal: Egipto, el exilio, y su causa, el abismo absoluto de la maldad que surgió del rompimiento y el orden de las correcciones. Revelas las acciones que conducen allí a la unidad, los “patriarcas” y los “hijos”. Descubres las almas, es decir tus partes que están interconectadas hasta cierto grado. Revelas toda la historia que lees en la forma de procesos por los que atraviesas. Te identificas con cada alma y revelas su camino de corrección.

(21954 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 26 de septiembre, El hombre a su amigo ayudará.)

Material Relacionado:

La mayor dificultad del trabajo espiritual

125 escalones de unidad

Un tiempo para dar y un tiempo para recibir

La espiritualidad comienza con la ruptura

Pregunta: Una “bendición” es la fuerza de Biná, que viene de Arriba y eleva las almas. ¿La noción de una “bendición” se aplica a las relaciones entre amigos o almas?

Respuesta: No, sólo hay apoyo entre amigos o almas porque no le puedo dar a otra persona la fuerza de otorgamiento. Sólo puedo ayudar a otro con mi apoyo para que él pueda adquirir esta fuerza de Arriba, la única fuente de fuerza y corrección.

Sin embargo, sin la ayuda de mi amigo para crear un deseo común (llamado “MaN“) por la corrección mutua y por revelar la cualidad de otorgamiento (el Creador), no puedo acudir al Creador con respecto a la corrección. Yo en sí carezco del deseo de acudir a Él. Este deseo necesita venir de revelar la carencia de conexión entre mi amigo y yo.

Por lo tanto, no tenemos opción sino revelar los estados entre nosotros y elevarlos hacia la corrección. Para que esto suceda, necesito revelar esos estados como malvados, sentir la necesidad vital de verlos como buenos, adquirir la fuerza de la fe, y estar seguro que sin duda puedo hacer una petición, que tengo a Quien acudir y el apoyo del grupo.

Aun así, este es el caso sólo si acudo con la fuerza recibida en el grupo en lugar de la mía. Sólo si el grupo me apoya, y revelamos la falta de conexión en este, la ruptura entre nosotros, entonces uso tanto su apoyo como su ruptura. En otras palabras, tomo todo el apoyo hacia lograr la corrección junto con todo lo negativo y acudo al Creador con ello.

Esto significa que cada uno de nosotros acude a Él personalmente, pero cada petición es hecha con lo que uno tomó de la revelación de la ruptura y con la garantía mutua. Y con esas dos fuerzas, uno eleva una petición al Creador.
Entonces esta petición es llamada “MaN” (Mayin Nukvin, las aguas de Nukva). Esta tiene el poder del apoyo y ayuda mutua, que desean expresarse unos a otros, y tiene el poder de su deseo de corregir la ruptura, preparado expresamente para ellos por el Creador. Resulta que ellos son lo que nos conectan a la espiritualidad, al Creador ya que su apoyo mutuo es ya una conexión a la espiritualidad, y la carencia de satisfacción que revelan es una carencia de conexión, la ruptura.
Por una parte, su MaN tiene la fuerza de otorgamiento mutuo y apoyo, que están dispuestos a expresarse entre sí. Sin embargo, aun son la Nukva, que es la revelación de la ruptura mutua donde no existe un poder real de otorgamiento. Entonces esto funciona ya que ellos tienen lo que se necesita para acudir al Creador.

Nada material tiene que ver con la corrección, espiritualidad, o la ruptura. Inicialmente no tenemos nada espiritual que necesite ser corregido porque sin revelar nuestras relaciones rotas, no tenemos nada con qué trabajar. La espiritualidad comienza al descubrir la ruptura.

(21974 – De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 26 de septiembre 2010 sobre El Zohar.)

Material Relacionado:

La revelación del rompimiento

Volver a ensamblar al creador despues del rompimiento

La ruptura es premeditada

Mi simulador espiritual del 29 de septiembre 2010

El simulador espiritual: Preguntas del Día

Esposo y Esposa: ¿Dónde está el Creador entre ellos?

Pregunta: por favor explique acerca del tipo de conexión en una familia de la cual está escrito: “Esposo y esposa, y el Creador (Shejiná) entre ellos.”
Mi respuesta: Esto significa que quiero que cualquier conexión entre los dos se haga realidad a través de la fuerza Superior; que deseo considerar a mi esposa una socia que me ha entregado el Creador. Es justo como Adam preguntó tras su transgresión: “¡No fuiste Tú quién me dio a esta mujer!”  Por lo tanto, en la actitud de un hombre hacia su esposa habita el Creador, y esto es algo que aun vamos a revelar.
Si un esposo y esposa están interconectados, esto se convierte en un poderoso medio de revelar al Creador. Es una gran fortuna si a una persona se le proporciona este campo de trabajo. Y uno no necesita una gran cantidad de tiempo para realizarlo, sólo algunos minutos por día. El resto del tiempo tiene que dedicarlo al grupo y el estudio.
Cada conexión ocurre en su propio nivel, pero todas están unidas en el hecho de que su único propósito es revelar al Creador. Con respecto a los amigos en el grupo, queremos que el Creador habite entre nosotros. En esto radica el propósito de unificarse en un grupo así como en una familia. Esos son los diferentes niveles de conexión con la misma Shejiná, y todos los que existen en el otro lado de Ella (mi esposa, el grupo, los amigos, y el mundo entero) son, de hecho, partes de mi propia alma.
Con respecto a una esposa, está escrito que el Creador tomó una parte del alma del hombre e hizo un ayudante en su contra. Similarmente, el mundo entero está dispuesto en mi contra como resultado de la ruptura como “ayuda en mi contra”. Todo esto es parte de mi alma también. En este momento, siento todo esto como externo y separado de mí, pero gracias a la Shejiná y la presencia del Creador, todo esto se fusiona en un todo. Si atraigo la Luz Superior, el Creador, la línea media, Él unirá todo ello en uno.
Si examinamos dónde se hace la conexión más profunda y firme – entre un esposo y esposa, los amigos en el grupo, toda la humanidad, o el universo entero –  la conexión más íntima se encuentra entre un esposo y esposa.

(22126  – De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 28 de septiembre 2010. El amor por el Creador y el amor por los seres creados.)

Material Relacionado:

Las familias de hoy necesitan una base espiritual común

El creador escucha el deseo de la mujer

Y una esposa prudente viene del señor