Cómo ayudar a un amigo

Del articulo de Rabash “Todos ellos ayudaron a su amigo” 1984 (texto en negrillas).

Soy incapaz de avanzar sin la ayuda de otros ya que sólo a través de la unidad con ellos puedo descubrir que el mundo espiritual es revelado en la conexión entre nosotros. En nuestro mundo algunas veces necesito asistencia de alguien que es fuerte, rico, amable, o inteligente. De la misma manera, necesito ayuda de una persona igual y similar a mí con respecto al propósito de la vida.

Debemos entender cómo puede ayudar uno a su amigo. ¿Hay aquí ricos y pobres, sabios y tontos, débiles y fuertes?

En nuestro mundo, la ayuda se necesita cuando hay disparidades entre las personas; ahí es donde descubro una oportunidad para ayudar. Sin embargo, si las personas son iguales, entonces no hay lugar para la asistencia. La ayuda en nuestro mundo se extiende de una persona plena a una que carece de algo.

Si todos somos ricos, inteligentes, fuertes etc., ¿cómo podemos ayudarnos unos a otros?

Hablando en general, no nos emociona acudir a alguien por ayuda. Sentimos vergüenza, orgullo, y envidia. No queremos admitir que necesitamos algo, o dependemos de alguien y luchamos por la separación.

Vemos que hay una cosa que es común a todos: el espíritu. Está dicho, “Una preocupación en su corazón, déjenlo que lo hable con otros”. Esto es porque con respecto a sentirse de buen ánimo, ni la riqueza ni la erudición pueden ser de ayuda.

Un ánimo elevado es un resultado de la confianza en el futuro benevolente. Pero si una persona sabe que tiene que salvarse a sí mismo y no puede hacerlo solo, cae en la depresión.

Más bien, es una persona que puede ayudar a otra al ver que un amigo está desanimado. Está escrito, “Uno no se libera de la prisión.”

Si la prisión es nuestro mundo, entonces sólo un amigo que comparte la misma meta puede liberarme de esta prisión y ayudarme a entrar al Mundo Superior.

Más bien, es el amigo de uno quien puede elevar su espíritu (es decir, darle confianza en alcanzar la meta). Esto significa que un amigo lo eleva a uno de su estado a un estado de vitalidad. Entonces uno comienza a adquirir confianza y riqueza una vez más en la vida, y comienza como si la meta ahora estuviera cerca.

Estoy desesperado porque no puedo llegar a la meta espiritual sin ayuda externa. No puedo forzar a nadie, pero encontré un amigo que está dispuesto a ayudarme. Y será capaz de ayudarme no mediante su conocimiento o riqueza, sino mediante su deseo de llegar a la meta común.

Resulta que todos y cada uno deben poner atención y pensar, cómo puede ayudar a su amigo, elevar su espíritu, porque con respecto al espíritu, cualquiera puede encontrar un lugar de necesidad en su amigo, el cual puede llenar.

No significa que tengas que entretener a tu amigo. Debemos evocar en cada amigo un sentimiento de que la meta se puede alcanzar. Entonces será llenado con el espíritu de vida y se elevará por encima de su vida corporal, por encima de este mundo que luce como una prisión para él. Cuando una persona tiene tal amigo, está seguro de ser capaz de escapar de esta prisión.

(21944 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 26 de septiembre 2010, Todos ellos ayudaron a su amigo.)

Material relacionado:

Todos nosotros garantizamos los unos por los otros
¿Cómo puedes ayudar a un amigo?
Ayúdame hoy y yo te ayudaré mañana

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta