Como encontrar el legendario diamante

Después de unos años de estudios en el grupo cabalista yo llego al estado en el que me doy cuenta que para mi próximo avance necesito una fuerza “ajena”. Necesito algunos años para sentir que sólo no soy capaz de alcanzar el descubrimiento de lo espiritual, el descubrimiento del Creador.

Al principio el hombre quiere avanzar gracias al conocimiento de la ciencia Cabalá, intentamos conocer más. Después él quiere avanzar gracias a la participación en distintos sistemas de la difusión. Piensa conseguir lo deseado con la presión y el poder. En general liga su avance espiritual con cualquier cosa menos el deseo de otorgar.

Pero como de todos modos se encuentra en el proceso del desarrollo espiritual, en los estudios, en el grupo, la luz actúa sobre él y le surge la pregunta: ¿Qué será de mi? ¿Estoy o no obteniendo la cualidad del otorgamiento? El otorgamiento empieza a tener valor en sus ojos. Poco a poco empieza a sentir que dar es algo muy valioso, que no se puede alcanzar por ningún medio de este mundo. Y el que alcanzó esta cualidad como si encontrara un tesoro que no tienen  igual.

Es el resultado de la actuación de la luz. Y sólo después de esta sensación el hombre está de acuerdo con cualquier condición del grupo, sólo que sean sus garantes en la obtención de la cualidad del otorgamiento. Entonces el hombre está listo a sellar una alianza con ellos.

(Extracto de la lección sobre el artículo de Rabash, correspondiente al  17 de septiembre 2010.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: