Como ingresar al Libro del Zohar

El Zohar, Capítulo VaYeji (Y Yaacov vivió), Ítem 376:  En todo sitio en que se requieren bendiciones, el Creador, Maljut, debe ser bendecido primero. Y si el Creador no es bendecido primero, las bendiciones no se cumplen.

Cuando  leemos los libros sagrados, estamos leyendo acerca de los estados por los que tendremos que pasar en el futuro. Sin embargo, aún no sentimos el texto que los cabalistas escribieron en esta forma.

Es imposible describir la espiritualidad de cualquier otra forma que no sea tomando las palabras del mundo material. No hay palabras en la espiritualidad. ¿Así es que cómo alguien puede describirla? ¿Cómo explicar los fenómenos que no existen en nuestro mundo?

Es necesario tomar algo parecido a nuestro mundo y emplear esas palabras para describir la espiritualidad. En cualquier caso, una persona que no se encuentra en el mundo espiritual no sabe lo que se describe. Sencillamente lo lee.

Sin embargo, si leemos sobre espiritualidad incluso sin sentirla, pero deseando adherirse a aquellos que revelaron la espiritualidad y escriben acerca de ella en sus libros: el Rabí Shimon y sus estudiantes, los autores del Libro del Zohar y Baal HaSulam, quien agregó su comentario al Zohar, si queremos unirnos con ellos para que su alcance y fuerza nos influya, entonces nos desarrollamos tan naturalmente como un niño que desea estar junto al adulto, aprender de él, y adquirir todo lo que pueda del adulto. Así es como crece.

Por consiguiente, al leer, debemos estar tan cerca como sea posible de sus autores. En la espiritualidad, alguien que se encuentra cercano significa que tiene la misma cualidad; la proximidad no se mide por la distancia o la proximidad en el espacio. En la espiritualidad, se me considera cercano a alguien si tengo la misma cualidad, si soy semejante a esa persona.

La cualidad del autor del Zohar es el otorgamiento, mientras que nuestra cualidad es la recepción. ¿Así es que cómo podemos acercarnos a ellos? Tengo que pensar que estoy junto con mis amigos y me anulo frente a ellos. Entonces alcanzo un estado en donde todos estamos juntos en un deseo de unión, intentando adherirnos a los autores del Libro del Zohar. Así es como nos acercarnos al estado de unidad que nos influye. Nos vemos influidos por el estado en que estamos conectados unos con otros, con otorgamiento, y con aquellos que tienen el atributo del otorgamiento: los autores del Zohar y el texto que escribieron.

Funciona incluso si no entendemos de lo que nos hablan, como bebés que desean recibir de los adultos. Entonces toda la fuerza y alcances que pusieron en esos libros nos influyen y empezamos a transformarnos, como un bebé. Este es nuestro trabajo, que ocurre conforme a las mismas condiciones naturales y las mismas fases de desarrollo que existen en nuestro mundo. Así es como avanzamos.   

Por consiguiente, cuando leemos El Libro del Zohar, no debemos olvidar cómo unirnos con sus autores. Entonces revelaremos su significado interno, entraremos al Libro del Zohar y nos convertiremos en sus participantes.

(21910 – De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de septiembre 2010 sobre El Zohar.)

Material Relacionado:

Aspirar a la luz

El código secreto de el zohar

La luz que quema a través del corazón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta