Conmemorando a Baal HaSulam

Nos encontramos apartados del Mundo del infinito por 125 peldaños de ocultamiento y nos hallamos desconectados de nuestra auténtica realidad. Es como si estuviéramos en estado de coma y no nos diéramos cuenta de quiénes somos o en dónde estamos. Debemos despertar de este estado, recobrar la consciencia y retornar al mismo lugar del que descendimos,  subiendo  por los 125 peldaños. En este camino desde abajo hasta arriba, venceremos los ocultamientos y lograremos la semejanza con el Creador. En otras palabras, seremos como Él

De hecho, nadie en este mundo tiene la oportunidad de despertarse a  sí mismo, ni podemos ascender desde el punto más bajo que está enterrado bajo los 125 grados de ocultamiento. Como se dice, “El prisionero no puede liberarse a sí mismo de la prisión”. Para eso, es necesaria alguna fuerza externa.

Somos incapaces de sentir el mundo superior y, por lo tanto, existimos en una realidad falsa. Debido a nuestra inconsciencia, tenemos la fantasía de que estamos vivos y de que existe un mundo lleno de personas a nuestro alrededor, la tierra y el universo. Estas imágenes surgen en nuestras mentes inconscientes y las percibimos como si fueran la vida real.

A través de nuestros sueños escuchamos voces que dicen, “Estás inconsciente, desprovisto de la vida verdadera, del mundo espiritual”, pero no confiamos en ellas. Sólo aquellas personas que nos miran por un lado se dan cuenta que estamos en coma.

Tenemos que agradecer el despertar de nuestro “punto en el corazón”. Nos permite diferenciar los impulsos que nos llegan desde otro mundo y una realidad distinta. Los grandes cabalistas intentan introducirnos a las sensaciones verdaderas y al hacerlo despertarnos a una existencia genuina.

Comenzando con Adam, el primer ser humano que “recobró la consciencia”, y hasta ahora, ha habido una larga cadena de cabalistas que alcanzaron la realidad auténtica. Sin embargo, hoy en día todos tenemos que recobrar el sentido. Nuestro “doctor”, Baal HaSulam, junto con su “asistente”, Rabash hicieron todos los esfuerzos posibles para ayudarnos a recuperar la consciencia. Son ellos que atraen el rayo de Luz que ahora se filtra desde la auténtica realidad hasta nuestra mente inconsciente que aún se encuentra  apagada.

(De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 16 de septiembre 2010, sobre la Lección para conmemorar  el aniversario luctuoso de Baal HaSulam.)

Material Relacionado:

La misión del alma inmensa de baal hasulam

En memoria de baal hasulam (una charla ante la tumba de baal hasulam el 29 de septiembre 2009)

En memoria de rabash

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta