Deséala y la Luz vendrá

El Libro del Zoharse está revelando ahora porque es una fuente de poder que puede efectuar todas las correcciones y hacernos avanzar. Al igual que un tren o un autobús no pueden  marchar sin electricidad o gasolina, nosotros no podemos avanzar sin El Libro del Zohar que nos da la energía, el “combustible”, para avanzar.

Además, El Zohar nos revela en dónde estamos situados, quiénes somos, hacia dónde avanzamos y cuál es el propósito. Nos revela todo el sendero. Básicamente es la Luz que ilumina todo el espacio que nos rodea para que podamos percibir en dónde nos encontramos. El Zohar es la Luz que nos proporciona la oportunidad de sentir en nuestras mentes y corazones, quiénes somos y lo qué representamos, cómo estamos organizados, cómo sentimos, pensamos y tomamos decisiones. Es la Luz que ilumina la meta para que podamos comprender hacia dónde nos dirigimos, a qué velocidad, lo que sucede y lo que hay que hacer. 

El Zohar es la Luz que nos da fortaleza, la Luz que nos corrige, la Luz que nos hace avanzar por el sendero. Lo hace todo. Pero, necesitamos despertarla y no es sencillo. Una vez que la despertemos, ya no habrá nada más qué hacer porque sabe cómo organizar y llevar todo a efecto. Solamente necesitamos despertarla.

Pensamos que la ciencia de la Cabalá exige de nosotros un esfuerzo supremo. Sin embargo, todo el trabajo se encuentra en nuestras manos.  Después de todo, la Luz necesita venir a influirnos. Esta luz se llama la Luz Circundante pues puede vestirse en una persona, directa, clara y abiertamente. Lo realiza en forma indirecta y nosotros sólo sentimos los resultados de sus acciones, pero no a la Luz misma.

¿Bajo qué condiciones se atrae a la Luz? Se atrae conforme a la ley de equivalencia de forma o la ley de la igualdad: la Luz viene en la medida en que yo quiero volverme similar a ella. ¿Cómo es que yo realizo este acto para volverme similar a ella? Se ha colocado al grupo delante de mí y de entrada lo odio.  De la misma forma en que soy opuesto a la Luz, también soy opuesto a este Kli (la vasija espiritual) que se llama “un grupo”.

En la medida en que intento unirme con el grupo, para ingresar en él, la Luz me afecta de la misma forma. Yo estoy abajo, “debajo el grupo”, y ella está arriba, “arriba del grupo”. Resulta que trabajo para unirme con los amigos y en el grado en que nos unimos la Luz nos influye y nos corrige. Nos une, y la Luz (el Creador) se revela en nuestra unificación.

Por lo tanto, antes de leer El Libro del Zohar, la fuente más poderosa de Luz Circundante, necesito pensar en que necesito conectarme con los demás, y así preparar la vasija (Kli) para que la Luz que la va a unir se revele allí. Después de todo, la Luz se revela solamente en la unificación, en el lugar del antiguo rompimiento.

(De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 3 de septiembre de 2010, sobre El Zohar.)

Material Relacionado:

El zohar es lo más poderoso que hay en el mundo

Hay cinco mundos entre nosotros

Una persona es como un árbol en el campo

¿Para qué necesito este mundo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta