Desear el otorgamiento

En un determinado momento después de muchas encarnaciones (Gilgulim), se despierta en una persona un despertar por la espirituales que es un punto en el corazón (un Reshimo). Tiene dos fuerzas: 1) el vacío que uno experimenta de la inutilidad de esta existencia, vana y transitoria y la desesperación por la incapacidad de encontrar el llenado en este mundo, y 2) una “chispa” interior que hace que una persona busque algo desconocido que existe más allá de este mundo.

Por una parte (hacia abajo), hay desesperación, por la otra (hacia arriba) existe una chispa. Como resultado la persona fija su curso. Juntas, estas dos fuerzas forman dentro de una persona el Reshimo: una nueva dirección en su existencia.

Este Reshimo conduce hasta el maestro y el grupo que estudian la Cabalá. Más adelante, gradualmente la persona se da cuenta que podrá construir la fuerza del otorgamiento o la equivalencia con el Creador sólo a través de la conexión con las otras Reshimot semejantes al suyo. Este es el único acto de libre albedrío y la única libre elección en la vida.

El éxito de la persona la determina el grado en que el pueda incrementar su chispa con la ayuda del grupo, en contra de todos los obstáculos personales. Si él se las arregla para aumentarla, experimentará la necesidad de la fe (el otorgamiento) y de los otros (los medios). Todo está definido por la suerte de recibir (absorber) los efectos del ambiente espiritual (las recomendaciones del maestro y la opinión colectiva del grupo).

El ambiente no es sólo el grupo o los amigos, sino la Shejiná (la Divinidad). Mi conexión con ellos es la conexión con la Shejina, Maljut del Mundo de Atzilut, el alma colectiva de Adam. La Unidad de los amigos al anular sus egos y alcanzar el atributo de otorgamiento atrae una respuesta de la Shejiná y recibir la Luz de la corrección de ella, Or Makif.

Así es como una persona entra a interactuar con la Luz Circundante (Or Makif) que lo avanza a la revelación del atributo de otorgamiento (la fe) dentro de sí mismo. Y dentro de este atributo, revela la Luz Interior (Or Pnimi). Todo nuestro trabajo pretende incrementar el deseo del atributo de otorgamiento a través del ambiente y su importancia. No se puede aprender; este trabajo se describe como “haremos y escucharemos”.

Una persona ejerce esfuerzos en relación con el grupo a pesar del hecho que es posible que no pueda sentir la necesidad de hacerlo. A cambio, recibe el apoyo y la necesidad colectiva, el deseo, acumulado por los amigos en el grupo: la necesidad de la fe y el otorgamiento.

(21672 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 21 de septiembre 2010 sobre Quién da testimonio de una persona.)

Material Relacionado:

¿Cómo podemos desear lo que es más importante en este mundo?

Como funciona el mecanismo de la corrección

Soy un imitador de la espiritualidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: