Dirigido por la lengua de la serpiente

Pregunta: ¿Por qué se desvanecen los placeres inmediatamente? Estoy tan contento cuando me compro un carro nuevo, pero a la semana ya me he acostumbrado al carro y ya no me interesa. ¿Cuál es la razón por la que el placer se va? Si la Luz y la vasija es todo lo que existe, entonces ¿no debería el placer ser eterno? ¿Por qué se desvanece?

Respuesta: porque el Kli (vasija) cambia. El carro no desaparece, pero mi deseo se engrandece y el placer recibido al poseer el auto ya no me llena. El cambio en el deseo es cualitativo no cuantitativo. En espiritualidad el crecimiento es cualitativo más que cuantitativo.

El auto estacionado frente a mi casa continúa siendo nuevo y atractivo, pero no me estimula como antes, aun cuando ha pasado sólo una semana. Esto sucede porque un deseo adicional (la lengua de la serpiente primordial) se ha formado dentro de ti, haciendo que el ser humano dentro de ti se pregunte, “¿Qué me ha dado esta compra?” Ni siquiera te das cuenta que te haces esta pregunta, sin embargo nace en ti y estropea todos tus placeres.

Luego del rompimiento o la caída del Árbol del Conocimiento, un punto de conexión con el Creador emergió en cada tipo de placer. Lo cual te obliga a la búsqueda inmediata de otra forma de llenarte. Hemos estado avanzando de esta manera a través de toda la historia, y no hubiéramos evolucionado de no ser por esto. Esto es lo que nos distingue de los animales: el nacimiento de nuevos deseos.

Una necesidad inconsciente de convertirnos similares al Creador, nos ha dirigido continuamente hacia adelante desde los tiempos que salimos de las cavernas hasta nuestros días, y este es el resultado del pecado original. Nuestros deseos (Adam y Eva) habrían permanecido como animales si el ser humano dentro de nosotros no creciera constantemente. Empezamos a sentirnos indignos con respecto al Creador porque nos damos cuenta cuan diferente somos de Él. Ese sentimiento de indignidad es lo que no hacer preguntarnos, “¿Qué obtengo yo de todo esto?” Inconscientemente pensamos “¿Por qué necesito un auto si estoy tratando de alcanzar al Creador?” Aun cuando no estamos conscientes de nuestra conexión con el Creador, este vacío que nos corroe por dentro viene de Él.

(Tomado de la cuarta parte de las Lecciones Diarias de Cábala 9/2/10, Introducción al Libro Panim Meirot uMasbirot.)

Material Relacionado:

Por qué esta rueda sigue rodando

Cuando desaparece el dominio de la serpiente

Egipto y la serpiente son nuestro egoísmo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta