El que da la vida

Ahora mismo estamos pensado acerca de la unidad entre nosotros porque hemos descubierto que podemos revelar al Creador solamente dentro de ella. No quiero sentirme a mí mismo dentro de la conexión entre nosotros; quiero sentirlos a todos unidos. Y no importan los problemas que nos sobrevengan, son tan sólo para darme la oportunidad de fortificar la conexión todavía más. Entonces los problemas se llamarán “un descenso para ascender”, pero tenemos que estar preparados para ellos. 

Imaginen que ya han alcanzado la sensación “fuera de ustedes mismos”. Si deseamos este campo de  conexión  para existir entre nosotros, entonces dentro de los descensos, las desilusiones y los esfuerzos por permanecer juntos, sentiremos que la única fuerza que nos puede mantener unidos es el Creador.

¿Por qué necesitamos al Creador? ¿Por qué no podemos conectarnos por nuestra cuenta? Para que una conexión surja entre nosotros, tenemos que revelar la fuerza interior que se oculta dentro de nosotros. Esta fuerza no nos pertenece en absoluto, pero el campo de conexión entre nosotros podrá existir sólo si esta fuerza (el Creador) se revela.

Necesitamos la revelación del Creador porque de otra forma nuestra unidad no tendrá vida. Será igual a las células muertas que fueron tomadas de diferentes cuerpos y las juntaron – ¿pero de dónde sacar la fuerza de la vida? ¿Cómo insuflar el aliento de vida en un cuerpo desde fuera? No sabemos cómo hacerlo. Esta es la fuerza del Creador que se encuentra dentro de la materia y que le da vida.

Ustedes pueden tomar átomos o moléculas y conectarlos como quieran. ¿Pero de dónde tomarán la fuerza de la vida para dársela a su creación? No tenemos la capacidad de hacerlo y nunca podremos lograrlo. Podemos conectar cosas que están ya vivas, es decir, utilizar algo que ya existe.

Lo mismo nos sucede a nosotros: podemos unirnos y crear una conexión, ¿pero quién le dará la vida? ¡Por esto es que se lo pediremos al Creador! Ya estamos comenzando a sentir que esta conexión no puede existir sin Él.

(De la lección diaria de Cabalá del 17 de septiembre 2010, Fragmentos seleccionados para Yom Kippur.)

Material Relacionado:

El tercer elemento

Aviso espiritual

Todo el mundo está esperando que nosotros hagamos las correcciones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: