Encontrar lo más sagrado en el mundo

Tras estudiar en un grupo cabalístico durante varios años, la persona llega a darse cuenta de que para avanzar más, necesita una fuerza “exterior”. Le lleva varios años adquirir la sensación de que él solo es incapaz de alcanzar la revelación del mundo espiritual, el Creador. Al principio, uno quiere avanzar a través del aprendizaje de los conocimientos de la sabiduría de la Cabalá y, por lo tanto, se esfuerza en estudiar con más ahínco. Más tarde, desea avanzar, participando en la difusión, ya que piensa que, de esta forma, va a alcanzar lo que anhela por la fuerza y el poder.

La persona asocia su avance espiritual a todo, excepto a la adquisición del deseo de otorgar. Sin embargo, está atravesando un proceso de desarrollo espiritual, mientras estudia en el grupo y la Luz le influye; esto provoca en él diversas preguntas: “¿Qué será de mí?”, “¿Conseguiré adquirir la cualidad de otorgamiento?”. Gradualmente, el otorgamiento gana importancia ante sus ojos.

Poco a poco, empieza a sentir que el otorgamiento es muy valioso y que no se puede conseguir a través de nada en este mundo. Ve que aquellos que lo han alcanzado tienen algo tan precioso que nada puede exceder su valor. Y todos estos discernimientos resultan de la influencia de la Luz. Una vez que la persona siente esto, pasa a estar de acuerdo con todas las condiciones del grupo, de forma que ellos se convertirán en sus garantes, en el proceso de adquisición de la cualidad de otorgamiento. En ese momento, la persona está lista para formar una alianza con ellos.

(21450 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 17 de septiembre 2010 sobre Una transgresión no apaga una Mitzva.)

Material Relacionado:

La condición principal para avanzar

Todos nosotros garantizamos los unos por los otros

Bienvenido al mundo del otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: