Este mundo no es un castigo, sino un lugar para trabajar

Está escrito, “Haremos y escucharemos,” lo cual significa que tenemos la oportunidad de trabajar en la conexión entre nosotros tanto como podamos en el mundo material, actuando “como si” quisiéramos unirnos. Por esto estamos en este mundo falso, ilusorio. Nos fue entregado para ayudarnos, ¡no para castigarnos!

Estamos en un grupo que se mueve hacia el Creador, y nos estamos mintiendo, “jugando” al juego de la espiritualidad de la misma manera en que los niños juegan a ser adultos. Fingimos estar atraídos los unos a los otros y amarnos los unos a los otros, mientras que todo lo que hacemos es una actuación. Sin embargo, incluso esos esfuerzos externos atraen la Luz que Reforma y nos acercan al Creador.

Como resultado, alcanzamos el estado de “garantía mutua“, donde cada persona garantiza que su amigo tenga la inspiración necesaria y las fuerzas pata despertar sobre él la Luz de Corrección (la recepción de la Torá (ver el artículo de Baal HaSulam, Matan Torá). Esto no significa que estoy feliz porque me he liberado de mis preocupaciones y estoy en una sociedad que me cuida. Más bien, la garantía mutua nos brinda protección de nuestra inclinación al mal porque nos permite reemplazar el cuidado de nosotros mismos por el cuidado de la sociedad. Al grado que comienzo a preocuparme por los otros, dejo de preocuparme por mí.

Mientras tanto, estamos bajo el gobierno de los “egipcios,” que es como la Cabalá llama a nuestro egoísmo global. Al grado que alcancemos la garantía mutua, seremos capaces de salir del mandato “egipcio” y “salir de Egipto”. Entonces dejaremos de preocuparnos por nosotros mismos y reemplazaremos la preocupación de nosotros por la preocupación de la sociedad.

Cuando salgamos de nuestro mundo pequeño, interno, egoísta hacia el exterior, comenzaremos a sentir una nueva realidad. El deseo lo determina todo ya que es la materia de la creación. Si nos enfocamos en el deseo común a través de la garantía mutua, entonces cuando vayamos de nuestro deseo personal al deseo común, revelaremos un nuevo lugar, un nuevo universo. Así es como pasamos de un mundo hacia otro.

(De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 17 de septiembre 2010, sobre fragmentos seleccionados para Yom Kippur. 21476)

Material Relacionado:

El dulce sabor de la verdad

La verdad se encuentra en el medio

De la mentira a la luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: