Infinito descanso con infinita velocidad

Pregunta: ¿Por qué nos esforzamos por lograr el equilibrio y reposo absolutos, que van arraigados a nuestra raíz, el Mundo de Infinito, si usted dice que allí, también experimentamos ascensos y descensos, es decir, el vacío y el llenado?

Respuesta: En el Mundo del Infinito, los ascensos y descensos suceden con una velocidad y frecuencia infinitas. Precisamente por esto, llamamos a ese estado reposo “absoluto”. La criatura está viva sólo bajo la condición de que se detecte a sí misma y a su entorno; esa sensación se construye en el “contacto” de dos fuerzas opuestas. Se dice que: “La sensación de Luz se origina a partir de la sensación de oscuridad”. Percibimos el intercambio de diferentes fenómenos que están en “contacto” entre sí, a través de sus cualidades opuestas, tales como “ sombra y luz.”

El estado del Infinito significa que la criatura siente todo dentro de sí al mismo tiempo y por eso tal estado se considera “reposo absoluto”. Esto significa que la criatura existe en una frecuencia infinitamente alta de comparaciones, contrastes y juicios, todos los cuales representan las sensaciones.

Esta frecuencia continua en particular, permite a la criatura estar en todos los lugares del espacio infinito al mismo tiempo. La sensación consiste en impresiones de deficiencia y llenado (descenso y ascenso). Cuanto más a menudo ocurren en la criatura, más alto está en la escalera que conduce a la perfección. La capacidad de estar en todas partes al mismo tiempo (con una frecuencia infinita) significa que llenamos el espacio y sentimos descanso. Éste es el Final de la Corrección del Alma (Gmar Tikkun).

Los físicos cuánticos aún no han descubierto el hecho de que es imposible detener el movimiento de las partículas simples, ya que hace que la materia desaparezca, puesto que no pueden existir sin movimiento. Incluso si se las arreglaran para detenerlas, éstas desaparecerían, ya que la materia sólo existe en constante movimiento entre dos estados: “vacío o llenado”. Por cierto, los físicos cuánticos confirman que un quantum (unidad mínima) puede estar en dos lugares (estados) al mismo tiempo.

El descanso no es la ausencia de movimiento sino más bien, un movimiento continuo que nos permite estar en todas partes al mismo tiempo. Que la velocidad sea infinita no significa que yo pueda trasladarme de un punto a otro instantáneamente, sino que estoy en ambos al mismo tiempo. Éste es el verdadero descanso.

(De la charla sobre La Luz que reforma del 8 de septiembre 2010.)

Material Relacionado:

Sentimos todo a través de la comparación con algo mas

Si tu alma ha despertado no permitas que se duerma

No puedes brincar estados espirituales

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta